Varsovia, la capital invicta por siempre

Varsovia Casco Viejo

Varsovia es la capital de Polonia, un impresionante país lleno de magia e historia ubicado en el corazón de Europa.

Esta asombrosa ciudad es rica en contrastes, posee una singular combinación de pasado y modernidad sin precedentes; invita a la diversión y la reflexión al mismo tiempo y no deja indiferente a nadie. En realidad, Varsovia es una ciudad encantada con una atmósfera inolvidable, como resultado de su impresionante arquitectura moderna y edificios históricos… y también lugares que ya no existen pero están allí gracias a la memoria histórica de sus habitantes.

Hay muchísimo para ver y hacer en Varsovia, una ciudad con opciones para todos los gustos y presupuestos y una gran variedad temática para disfrutar a pleno de su animación, cultura y lugares de moda. La visita a la ciudad debe comenzar obligatoriamente por la ciudad vieja y sus alrededores; otros lugares que no deben dejar de visitar son la Ruta del Rey, el recorrido judaico, el Memorial Nacional y la ciudad de Frederic Chopin.

Los nostálgicos quedarán encantados con la arquitectura del “socialismo real”; los entusiastas del turismo religioso podrán seguir los pasos de Juan Pablo II, y los amantes de la Naturaleza se regocijarán con sus parques y jardines. Varsovia es una ciudad completamente accesible para personas con movilidad disminuida y esencialmente una ciudad para los niños. Es ideal para tomarla como punto de partida para recorrer Mazovia, los alrededores de la ciudad, en bici, en automóvil o en tren.

Varsovia Casco Viejo

Varsovia es, ante todo, una ciudad envuelta en leyendas. Durante 123 años desapareció del mapa político mundial. Prácticamente destruida durante la Segunda Guerra Mundial, fue capaz de renacer de sus ruinas y encontrar la vida en las nuevas generaciones y los ideales de libertad y soberanía que impregnan la vida varsoviana. Los símbolos de Polonia son básicamente su escudo de armas y su bandera; además, hay un conjunto de logotipos y signos gráficos asociados con la ciudad desde tiempos remotos.

Por ejemplo, la Sirena de Varsovia. Fue el símbolo de la ciudad durante ochocientos años; es la protagonista de muchas leyendas y un componente de su arquitectura, junto con sus colores, amarillo y rojo, que se encuentran en la bandera. Dediquemos un renglón al escudo de armas: fue diseñado en 1938 y contiene la imagen de la Sirena de Varsovia, que sostiene una espada en la mano derecha y un escudo en la izquierda. El lema es: “Semper Invicta”. Siempre invicta. Así es Varsovia.

– Más información

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Polonia, Viajar por Europa



Deja tu comentario