Cork, capital cultural de Irlanda

Cork en Irlanda

La ciudad de Cork, ubicada al sur de la República de Irlanda, ofrece muchas visitas y permite a los visitantes disfrutar del verdadero ambiente irlandés.

Cork es el puerto más importante y la segunda ciudad más grande del Irlanda despues de Dublín. Allí podréis hacer visitas culturales, divertiros en festivales internacionales y pasear por bellos barrios típicos, motivos todos ellos por lo que obtuvo el titulo de Capital Cultural de Europa.

Para empezar tu visita está el centro histórico, ubicado entre 2 brazos del río Lee, que atraviesa la ciudad. Ahí esta el corazón de la ciudad y encontrarán bares, galerias y varios mercados; entre ellos está el Mercado Inglés de estilo victoriano y construido en 1881 que ofrece muchos productos de buena calidad, como quesos franceses, pastas de Italia o aceitunas de Grecia y donde también podrán comprar el plato típico de Cork que es una salchicha llamada Drisheen. Además a unos metros esta otro mercado más popular pero igual de famoso: el Muelle del Carbón. Ahí podréis comprar ropa, discos y degustar platos caseros en un ambiente muy agradable.

Un barrio que vale la pena visitar en Cork que es el barrio de Shandon. Ahí se mezclan las diferentes culturas extranjeras presentes en la ciudad por lo que encontraréis varios restaurantes de comida china, de India o de Pakistán, tiendas africanas o de Europa del este entre otros más. Todas esta culturas conviven con la cultura irlandesa representada en esta zona por el Shandon Craft Center, un centro de artesanía que está abierto al publico.

A su vez y en la misma zona está el Cork Butter Museum que recuerda a los visitantes el pasado de una ciudad que fué un gran centro de producción y distribución de mantequilla. Una caminata al lado del río Lee os permitirá descubrir otros aspectos de la ciudad; cruzaréis varios sitios y edificios de interés como el SouthGate Bridge construido en 1713 o la hermosa Holly Trinity Church.

Hay muchos otros museos y sitios históricos en la ciudad de Cork. El famoso Cork City Goal es una antigua carcel que convirtieron en museo para descubrir y entender el modo de vida en esta carcel.

Si buscáis comprar unos recuerdos, la calle San Patricio es perfecta ya que representa el centro comercial del corazón de la ciudad. Vale la pena detenerse para disfrutar del las iglesias de Shandon y la Catedral de San Finbarr  ya que estos edificios que mantienen el estilo de  de los siglos XVIII y XIX.

Y, por supuesto, como buena ciudad irlandesa que se precie, no nos podemos marchar de Cork sin visitar la típica destilería de whisky, en este caso, la Old Middleton, donde podréis degustar un buen Jameson.

Ya en las afueras de la ciudad, y por si queréis cerrar vuestro paladar con algo también típico, podréis visitar dos castillos: el de Blarney y el de Blacrock.

Todas estas visitas y algunas más podréis descubrirla en el siguiente enlace en el que podréis leer una guía de viaje a Cork.

  • Para saber más sobre el país, podéis leer cuanto llevamos escrito sobre él, en: turismo en Irlanda.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Irlanda, Viajar por Europa



También te interesará...

Deja tu comentario