El parque de los monstruos

 bomarzo

Situado a 15 kilómetros del centro de Bomarzo, entre Viterbo y Orte, Italia, nos encontramos con este particular y mágico lugar. Un parque lleno de monstruos y escenas perturbadoras que despiertan en el visitante sensaciones contradictorias. Quizá fuera ese el efecto que su creador, Vicino Orisini, quería regalar a los curiosos que pasaran por allí, pero lo cierto es que es que a pesar de estas aterradoras imágenes de roca, el arte impregna cada figura.

Pier Francesco Orsini fue condettiero, duque y mecenas del Renacimiento. Un personaje que venía de una familia muy destacada en Italia, y que a lo largo de su vida mantuvo un constante contacto con numerosos literatos y artistas de la época.

Este hombre se casó con Guilia Farnese, a la que amaba por encima de cualquier cosa. Su pasión por Guilia era tal que se desvivía por todos los deseos de su encantadora esposa. No es de extrañar por tanto que tras la repentina muerte de esta, Pier Francesco Orsini se viera totalmente hundido en la más absoluta tristeza.

Dicen muchos que fue a raíz de esta descomunal depresión cuando decidió crear el parque de los monstruos, también conocido como bosque sacro. Lo cierto es que de alguna forma intentaba reflejar su dolor en algo material, y a pesar de que no dejan de ser conjeturas, parece una buena teoría para dar una explicación a este caos escultural en el que se transformó el parque.

parque de los monstruos

Cabe destacar que la mayoría de la obra fue realizada por Pirro Ligorio y Jacopo Barozzi da Vignola entre otros. Y que fue aproximadamente en 1548 cuando se puso en marcha la idea de este rincón del desamparo.

Las inscripciones sobre las rocas parecen advertir al visitante. Cosas como “Tú que errando vagas para ver las grandes maravillas del mundo, llegaste aquí donde hay rostros horrendos, elefantes, leones, ogros y dragones” o “Sólo para desahogar el corazón”. Este tipo de leyendas demuestran que el creador del bosque sacro tenía muy claro que no iba a mostrar al mundo equilibrio, armonía ni belleza.

El parque de los monstruos está lleno de las más escalofriantes escenas. Dioses, seres mitológicos y diversos animales se reparten en un anfiteatro natural, eso sí, todos con poses turbadoras. Es posible observar al mismísimo Hércules desgarrando con sus manos a Caco, o un gran elefante aplastando a un legionario y arrastrándolo a la muerte. No existe simetría alguna en las aproximadas 40 figuras, todo parece sumirse en un caos representativo. Un laberinto de emociones discordantes entre las que destacan el desasosiego y la frustración.

INFORMACIÓN PRÁCTICA

  • Este lugar se puede visitar todos los días del año normalmente de 8 de la mañana hasta el anochecer, además cabe destacar que cuenta con parking así como un bar para comer.
  • Para consultar horario de apertura exacto es posible llamar al telf.00 39 07 61 92 40 29.
  • La entrada por persona es de 9 euros.

Foto vía 1 y 2: lahistoriaconmapas

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Italia, Lugares increibles, Viajar por Europa



Deja tu comentario