Cathedral Grove, árboles gigantes en Canadá

Bosques gigantes

Los turistas que pasean por este enorme parque natural pueden sentirse como auténticos liliputienses gracias a los monumentales árboles que viven allí desde hace cientos de años. Situado en la Isla de Vancouver, Canadá, este precioso rincón aglutina árboles de más de 800 años. Impresionantes ejemplares de abetos de Douglas que pueden llegar a medir hasta 75 metros de altura y 9 metros de diámetro (en el caso del más grande de ellos que se sitúa en el corazón del recorrido).

Este paraje recibe el nombre de Cathedral Grove, y es que estos árboles realmente parecen emular con sus troncos y follaje los pilares y estructuras de una majestuosa catedral gótica. La luz a través de sus copas crea una atmósfera llena de magia. Una atmósfera que evoca sensaciones místicas en los visitantes, los cuales aseguran que resulta difícil describir el ambiente incluso a través de imágenes. Todos parecen estar de acuerdo en que hay que pasear por Cathedral Grove para poder experimentar esa sensación.

Este regio ejemplo del poder de la naturaleza es tan sólo una muestra de aquellos ejemplares que sobrevivieron a un devastador incendio que asoló la zona hace aproximadamente 350 años. También tuvieron que sobrevivir a la invasión de los europeos al colonizar el lugar en 1849. Gracias al posterior trabajo de los conservacionistas este paraíso natural ha podido librarse también de los estragos de la industria maderera.

árbol gigante

En el corazón del parque se pueden encontrar ejemplares que mantuvieron un contacto directo con los indígenas de la zona, los cuales les otorgaron un valor espiritual. Muchos de esos árboles tienen muescas en sus cortezas, signos y símbolos creados a causa de diversas ceremonias y rituales indígenas.

Además, el lugar se ha perfilado como el hábitat idóneo para determinadas especies de flora y fauna. Es posible observar gran cantidad de musgo en los troncos de los abetos, así como distintas plantas autóctonas. En cuanto a la fauna, Cathedral Grove es el hogar de gran número de especies de aves como el pájaro carpintero. También se encuentran reptiles, venado, osos negros y pumas.

En resumen, Cathedral Grove es un lugar mágico en el que por unas horas podremos alejarnos del mundanal ruido de las grandes ciudades. Tendremos la oportunidad de mezclarnos con una naturaleza de dimensiones gigantescas, nunca mejor dicho dado el tamaño de los árboles del lugar, y comprobar que si evitamos la devastación del hombre es posible preservar paisajes tan asombrosos como este.

Foto vía 1: cathedralgrove

Foto vía 2: footloosiety

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Canadá, Lugares increibles, Viajar por América



Deja tu comentario