La iglesia que sobrevivió al volcán

iglesia

Son frecuentes los accidentes naturales que dejan a su paso paisajes inusuales. Lugares insólitos que sólo pueden ser originados por la fuerza de la tierra y que nos hacen ver lo insignificante que resulta la raza humana ante tal explosión de la naturaleza. Muestra de esto es sin duda alguna la iglesia del poblado San Juan Parangaricutiro, (en Michoacán, México) un edificio que sobrevivió a una explosión volcánica y que ahora se encuentra navegando en un auténtico mar de roca junto al volcán más joven de la tierra.

El 20 de febrero de 1943 un campesino de la zona de San Juan Parangaricutiro trabajaba como todos los días su tierra. De repente todo comenzó a temblar, la tierra se abrió bajo sus pies y empezó a respirar humo lanzando piedras y lava a su alrededor. Esta visión apocalíptica alertó al hombre que salió despavorido para contar lo ocurrido a los aldeanos del pueblo. Sin darse cuenta el campesino acababa de vivir en primera persona la creación del volcán más joven de nuestro planeta tierra.

Volcán-Paricutin

Por fortuna no hubo que lamentar ninguna víctima mortal, ya que se realizaron diversos rescates de los núcleos urbanos más próximos al nuevo cráter, pero los daños materiales fueron irreparables. Dos pueblos de la zona (San Juan Parangaricutiro y Paricutín) fueron completamente engullidos por las lenguas de fuego que arrasaban todo aquello que veían a su paso. La duración de este despertar del volcán más joven de la tierra duró aproximadamente 9 años y la fuerza de su lava recorrió 10 kilómetros sepultando toda edificación.

Actualmente el paisaje sorprende a todo aquel que tiene la oportunidad de acercarse a esta zona, y es que en mitad de lo que parece un mar de destrucción volcánica se alza una solitaria torre como única superviviente de los devastadores acontecimientos de principio de los cuarenta. La torre de la iglesia de San Juan Parangaricutiro, la cual se ha convertido en lugar de peregrinaje obligado para todos aquellos que tienen la curiosidad de visitar el volcán.

Además de la imponente torre, los guías pueden mostrar el altar y la pila bautismal que están conservadas en un estado bastante bueno. Y es que milagro o no este edificio fue respetado en gran parte por la gran masa de lava que recorrió de forma destructiva lo que actualmente es la falda del volcán.

Foto 1 vía: michaeljohngrist

Foto 2 vía: forocualquiera

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Lugares increibles, México, Viajar por América



Comentarios (1)

  1. Marucha dice:

    Excelente blog, quisiera agregar que a los amantes de los volcanes, Puebla tiene uno de los mayores volcanes vivos en México, el Popocateptl, conózcanlo no se van a descepcionar.
    Si necesitan viajar a Puebla hay que considerar muchos factores para que tu viaje sea todo un éxito. Necesitaras un lugar céntrico que te permita desplazarte a diferentes puntos de Puebla, te recomendara situarte en Angelópolis si bien no esta todo caminando, te garantizo que si vienes en automóvil pasaras un mejor momento que si te quedas en la zona centro o muy a las afueras. La zona nueva y moderna (centros comerciales, restaurantes y corporativos).
    De todos los Hoteles en Puebla Angelópolis te puedes hospedar en el City Express de Angelópolis es un hotel ideal para el ejecutivo que solo requiere un lugar de descanso y poder organizar su trabajo e ideas. Cuenta con todos los servicios que ofrecen los hoteles costosos a un precio bastante accesible.

    Saludos.

Deja tu comentario