Consejos para viajeros en tren

viajar en tren

Si has decidido hacer un viaje largo por Europa en tren con el InterRail, o por cualquier otra parte del mundo con una opción similar, es importante que sigas algunos consejos básicos.

  • Lleva contigo lo mas vigilado posible el abono del tren ya que si lo pierdes es posible que sea muy complicado conseguir un duplicado y el viaje habrá acabado.
  • Recomendamos que lleves pasaporte aunque vayas a moverte por zonas en que no sea necesario.Siempre puedes liarte, dormirte, equivocarte de tren y acabar cruzando una frontera. Por experiencia te lo digo, no es agradable estar indocumentado cuando haces el InteRail.

  • En cuanto al equipaje recuerda que el modo más cómodo es llevar la mochila típica y que cargarás con ella bastante así que mide bien lo que llevas. Ropa que pese poco, algo de abrigo y un zapato cerrado siempre, vayas en la época que vayas.Haz el equipaje para una semana como máximo y lava de vez en cuando en lavanderías.
  • Consulta por Internet los horarios de los trenes para poder hacerte un planning de las rutas de viaje y las estancias en la ciudad. Aprovecha los trayectos nocturnos y largos para dormir y ahorrarte el hotel.
  • Si sois dos personas las habitaciones dobles de hotel pueden estar bien de precio ya que hay bastante oferta, pero si sois tres o cuatro optar por los albergues y los Bed&breakfast ya que suelen tener cuartos con literas y puede ser mucho más rentable.
  • En muchas estaciones hay duchas limpias en las que puedes lavarte y cambiarte de ropa, si has dormido en el tren las agradecerás.
  • Busca siempre tus alojamientos cerca de la estación, es más cómodo y suelen estar céntricas y bien comunicadas.
  • Intenta hacer reservas por Internet de los alojamientos que tengas ya claros. Puedes buscar al llegar pero se pierde mucho tiempo.
  • A la hora de las comidas el plan es economizar al máximo, así que aprovecha el desayuno del hotel si lo tiene y haz una comida rápida o de supermercado y otra más costosa si quieres.
  • Evita siempre las zonas muy turísticas para comer porque las cosas valen casi el doble.
  • Una buena manera de guiarte en cuanto a los precios de esa ciudad, para saber si es cara o barata, es que busques el precio de un menú de alguna cadena rápida que conozcas, veras como va cambiando en la ruta y te servirá para orientarte.
  • Aprovecha los destinos baratos para hacer algunas compras que necesites para el resto del viaje, por ejemplo reponer unas zapatillas rotas o una chaqueta perdida

Y sobre todo se paciente y disfruta de lo bueno y lo malo, la experiencia merece la pena.

Foto vía:  Jordi Prieto Expósito

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Viajar en tren, Viajar por Europa



Deja tu comentario