Etxalar, el laberinto de las palomas

Etxalar

Nosotros continuamos nuestro paseo por tierras de España. Los que nos venís siguiendo, mochilas virtuales incluidas, habréis comprendido pueblo a pueblo porqué España es uno de los rincones que no se nos debe escapar en ningún momento. Hoy visitamos otra joya, a sólo 70 kilómetros al norte de Pamplona, muy cerca de la frontera francesa. Nos situamos en Etxalar, un pueblo de piedra y tejas rojas que os invitamos a degustar.

Tuvimos la suerte de llegar hasta Etxalar en el mes de octubre, cuando se celebra la tradicional Fiesta de las Palomeras. Se trata de una antigua forma de caza, que se remonta al siglo XII. Es en esta época del año cuando las aves comienzan su migración hacia el sur. Es el momento en el que cientos de aficionados se dan cita en los montes de Etxalar con unas grandes redes colgadas entre los árboles parsa capturar a las aves.

Resulta espectacular porque, desde el vecino pueblo vasco-francés de Sara, se hace sonar un cuerno para advertir a los capturadores de la llegada de las palomas. Con una serie de banderolas se intenta desviar el vuelos de las aves hasta la posición deseada. Unas paletas blancas asustan a las aves, con lo que las palomas inician un vuelo rasante que las lleva hasta las redes estratégicamente colocadas.

Tras esta espectacular demostración, sólo nos queda callejear por Etxalar, contemplando la Iglesia de la Asunción de María, construida a finales del siglo XVIII. Destacamos también el antiguo ayuntamiento, hoy Casa de Cultura, construido en 1685, y que fue casa consistorial hasta finales del XIX. Muy cerca de la iglesia anterior se halla el Gaztelu, una casa torre de origen medieval. Alrededor de la iglesia se hallan lo que se conoce como las Estelas de Etxalar, un monumento funerario de piedra que data del siglo XVI.

El Ayuntamiento actual data del siglo XVIII, y ocupa la preciosa casa que se conoce como Mitxelarrenea. Otro de los bellos monumentos de la localidad es la Ermita de Santa Cruz, en el barrio de Urritzokieta, junto al río Tximista. Para visitarla hay que andar un poquito, unos 15 minutos al lado del río. La ermita se halla rodeada de cruces y se construyó en el siglo XVI. Según cuenta la leyenda, en el prado que hay al lado de la ermita se reunían las brujas a celebrar sus akelarres.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Lugares de España con encanto, Navarra, Viajar por España



Deja tu comentario