La Catedral de Napoles y el milagro de San Gennaro

Catedral de Napoles

Nápoles es una de las ciudades que hay que visitar si en nuestros vuelos turísticos incluimos Italia. Buena parte de los italianos que emigraron a otros países eran de esta región del sur, así que cada año muchos de sus descendientes americanos regresan buscando sus raíces. Si no tenemos mucho tiempo bien podemos recorrer la ciudad en un solo día, comenzando bien temprano en la mañana para no perdernos ninguno de sus puntos turísticos.

Si hay poco tiempo entonces debemos dejar fuera los museos y dedicarnos a pasear por las calles para admirar las iglesias y los monumentos. Y hablando de iglesias, el punto de comienzo tiene que ser la Catedral de Napoles también llamada Duomo Nápoles o Catedral de San Gennaro, el santo protector de la ciudad. Este edificio es la iglesia principal del culto católico allí y la finalización de su construcción es del año 1314.

Fue construida por la familia Anjou y tanto dentro como fuera podemos ver distintos estilos arquitectónicos: el gótico original, un posterior barroco y finalmente la última remodelación la devolvió al primer gótico siendo en la actualidad esta iglesia un edificio con puertas góticas, la sala principal barroca y con una fachada neogótica del Purismo italiano. Aquí debemos detenernos pues la iglesia guarda la estatua de San gennaro y otras 51 esculturas de plata, además de varias cápsulas que tienen, de dice, la sangre de San Gennaro.

Catedral de San Gennaro

Seguramente habéis oído hablar de esta sangre especial que cada 19 de septiembre con el aniversario de la muerte del santo vuelve a licuarse en un milagro que congrega cientos de fieles, al mismo alcalde de Nápoles, cardenales y gobernadores Que el milagro se repita significa buenos augurios para esta ciudad del sur de Italia y si lo hace las tres veces al año que se espera (el sábado anterior al 1 de mayo, el 19 de septiembre y el 16 de diciembre) bueno, mejor suerte no puede haber.

Milagro de San Gennaro

Tal vez podamos asistir a esta celebración, si estamos en Nápoles para esas fechas. Os aseguro que será una experiencia inolvidable. Y bien, que además de esta catedral milagrosa podemos recorrer la capilla y el monasterio San Gregorio Armeno, la Iglesia del Gésu Nuovo con sus paredes incrustadas con piedras preciosas y ya que estamos allí, recorrer a pie la Vía Toledo para hacer algunas compras o detenernos a almorzar liviano.

Vía: Nozio

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Italia, Viajar por Europa



Deja tu comentario