Alausi y la Nariz del Diablo en Ecuador

Alaus� y la estatua de San Antonio

Cuando una amiga me propuso la posibilidad de viajar a Ecuador, lo primero que le pregunté fue: ¿y qué es lo que hay para ver interesante en Ecuador?

Antes de mi viaje al país andino me caracterizaba por ser un poco susceptible ante algunos lugares que no conocía, o bien que, turísticamente hablando, no me resultaban conocidos. Al volver de Ecuador lo tuve claro: cualquier rincón del mundo te puede deparar infinidad de sorpresas.

Alausí es una pequeña ciudad que se encuentra en la parte superior del famoso ferrocarril de la Nariz del Diablo. La ciudad se encuentra vigilada por una enorme estatua de San Pedro. En ella podéis ver atractivas casas antiguas, algunas aún son las originales construcciones de adobe, sobre una línea de calles empinadas. Los mejores meses para visitar Alausí son de junio a diciembre, ya que la temporada de lluvias la cubre de nubes negras, y las vistas disminuyen.

Subiendo la empinada colina en la que se sitúa Alausí se halla la estatua de San Pedro. Desde allí tendréis la posibilidad de admirar hermosas vistas del valle. A medida que subís las calles empinadas veréis hermosas tiendas de artesanía local, como los famosos sombreros, o souvenirs del ferrocarril, marionetas de dedo, tejidos de punto, y los deliciosos helados sabor taxo.

Eso sí, traeros ropa de abrigo para el paseo en tren hasta Alausí, ya que la ciudad se halla a más de 2340 metros de altitud. La enorme pared de roca que baja desde Alausí, conocida como la Nariz del Diablo, dio nombre a la línea de ferrocarril más conocida en Ecuador. Se comenzó a construir en 1899 en la costa de Guayaquil, y el tren llegó hasta Alausí en 1902. La línea de ferrocarril continuó a través de Riobamba y llegó a Quito en 1908.

El tren para viajar a la Nariz del Diablo

El viaje en tren a través de la Nariz del Diablo se usa hoy como un destino turístico por el país, a unos precios asequibles, aunque no tanto para los ecuatorianos, la verdad. El tramo de la vía férrea ofrece espectaculares vistas y es un viaje muy popular para los turistas. No os asustéis si véis a muchos de los viajeros subidos en el techo del tren, es algo natural.

La Nariz del Diablo parte de Alausí todos los miércoles, viernes y domingo, a las 11.00 horas, volviendo a la ciudad dos horas más tarde. El horario puede cambiar, sobre todo los días festivos. Desde Quito se puede reservar un viaje a través de cualquier agencia de viajes, comprando los billetes con antelación, ya que se suelen vender bastante. El precio está en 7 dólares con 80 para el viaje por la Nariz del Diablo. Si queréis continuar hasta Riobamba, hay que pagar 3 dólares con 40 más.

El tren de Riobamba parte en torno a las 07.00 horas los miércoles, viernes y domingos, a un precio de 11 dólares el trayecto hasta Alausí. Desde Alausí se puede tomar un autobús de vuelta , o pagar un suplemento adicional de 3 dólares con 40 para regresar a Riobamba en el propio tren. La oficina de billetes de Riobamba está abierta desde las 06.00 horas, fundamentalmente los días en los que el tren está funcionando.

El autobús de Quito a Alausí tarda unas 5 horas y media. Es posible que tengáis que cambiar de coche en Riobamba, desde donde hay un trayecto de 2 horas hasta Alausí. Si viajáis desde Quito, pasaréis por la ciudad de Salcedo, entre Latacunga y Ambato. Os lo digo porque en Salcedo se preparan unos famosos helados, sobre todo el de rayas, con diferentes sabores. A veces los vendedores suben al autobús, o los ofrecen a través de las ventanillas en la parada de algún cruce.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Ecuador, Viajar en tren, Viajar por América



Comentarios (1)

  1. Mikel dice:

    no se pierdan este punto en su ruta por el pais es de valientes y decididos a vivir experiencias inimaginables..hay que vivirlo para contarlo y yo he estado ahi por eso lo recomiendo…el Ecuador es un pais de sorpresas agradables e inimaginables..
    hasta pronto

Deja tu comentario