Aranjuez, legado señorial

Palacio de Aranjuez

Hoy nuestro camino por España en busca de lugares con encanto nos lleva hasta una ciudad de Madrid, con un rico patrimonio histórico, y una belleza elegante. Quizás el símbolo español de las cortes imperiales de siglos pasados: Aranjuez

Lugares de España con encanto: Aranjuez

Aranjuez suena a música, a conciertos y melodías. Paisajes regios que pronto se vieron asociados a la Corona española por su belleza y tranquilidad. Austrias y Borbones hicieron del pueblo un legado señorial lleno de palacios y jardines imperiales.

Tanto fue así que en el siglo XVIII la ciudad estaba ya practicamente reservada a la Corte. Sin embargo, fue Fernando VI quien decidió construir en aquel paraíso su propio palacio y, en torno a él, se reconstruyó una ciudad de geometrías perfectas y cuidados trazados.

Santiago Bonavía fue el arquitecto encargado de dar a Aranjuez su apariencia actual. El creó una ciudad de avenidas y calles amplias y rectas, de grandes plazas y de barrios muy grandes.

Los Reales Sitios son, desde entonces, un derroche de opulencia y buen gusto, de jardines perfectos y de exaltación del Tajo a su paso por la ciudad. Hasta allí se llevaron las magníficas embarcaciones que hoy se exponen en el Museo de Falúas Reales.

Aranjuez

El Palacio Real de Aranjuez es, sencillamente, majestuoso. Construido con ladrillos rojos y blancos, fue creado por Bonavía siguiendo el estilo barroco. Sin entráis no podéis perderos ni el Salón del Trono ni sus escaleras principales. En el exterior los jardines son un espectáculo con vida propia, como la glorieta de Rusiñol o la calle de la Reina, desde donde se llega a ese jardín que es magia pura, el del Príncipe, del año 1763. Fuentes, invernaderos, puentes que sirven para acompañar al frondoso conjunto armónico de castaños, tilos, fresnos y álamos… y, al fondo, la Casa del Labrador, en estilo neoclásico y construido por Isidro González Velázquez, alumno de Juan de Villanueva.

Pero no os vayáis a pensar que Aranjuez es sólo el palacio, y es que de la época anterior a la llegada de Fernando VI aún se conserva toda aquella arquitectura envolvente y embriagadora que nos legó Juan de Herrera en forma de casas de oficios, soportales y calles históricas, y monumentos tales como el Palacio de Godoy, el hospital de San Carlos o la Iglesia de Alpajes.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Lugares de España con encanto, Madrid, Viajar por España



Comentarios (1)

  1. Anonima dice:

    Bueno, la verdad es que este lugar es muy bonito pero la gente no es nada acogedora, yo estuve alli de turista y poco despues tuve que irme alli 3 meses a hacer un master, casi muero en el intento, la gente super desagradecida y con aires de superioridad por todas partes, solo decir que tenia que estar 3 meses para acabar el master y en cambio estuve solo mes y medio porque no podía más :S :S mala experiencia, mal lugar, malas sus gentes

Deja tu comentario