El Parque Natural de Morne Trois Pitons en Dominica

Piscina Emerald

Piscina natural de Emerald

¿Os gustan los viajes exóticos?. Esos típicos viajes que cuando se lo comentas a algún amigo te mira con cara de extrañado o de pensar: menudo viajecito… Pues hoy os vamos a brindar la oportunidad de que elijáis vuestro destino exótico. Y os lo vamos a ofrecer todo en uno: viaje, alojamiento y disfrute. Todo en un espacio de terreno muy pequeño. Os vamos a llevar al Parque Nacional Morne Trois Pitons en la isla de Dominica. ¿Os atrevéis a venir?…

A pesar de que no tiene muchas playas, Dominica es la isla perfecta para los amantes de la naturaleza y el ecoturismo. Aquí podréis explorar el Parque Nacional Morne Trois Pitons, un refugio salvaje de helechos enormes, árboles antiguos, orquídeas salvajes y reptiles de vivos colores. Gran parte de la fama de Dominica como isla natural del Caribe procede de este fabuloso parque, una reserva natural de 65 kilómetros cuadrados, Patrimonio de la Humanidad desde 1997 y el único territorio que reconocería Colón en la América actual si volviera a la vida mañana.

Numerosas cascadas, como la que alimenta la piscina natural cubierta de helechos Emerald, se esconden entre los exuberantes y escarpados picos, de los más altos del Caribe. De ellas, la principal es la cascada de la cual el Parque ha tomado el nombre. A los que no os apasione tanto el misticismo de la naturaleza y prefiráis la acción, podéis practicar senderismo hasta el lago hirviente Boiling, la fumarola de agua más grande del mundo. Está situado en la zona sur del Parque y llegar hasta él a pie es una excursión sólo apta para los más atléticos. Así que preparáos bien…

Lago Boiling

El Lago Boiling está sencillamente hirviendo…

Este Parque es un lugar maravilloso donde encontraréis lagos de agua dulce, cascadas, valles profundos, y en especial, dos de los loros que se hallan en mayor peligro de extinción del mundo, el Sisserou y el Jaco. Además, el espectáculo del lago Sulphur Springs, con nubes de vapor que lo cubren por completo, por el simple hecho de que sus aguas están a 95º centígrados…

En la entrada del Parque se encuentra la casa de huéspedes victoriana Springfield Plantation, junto a la piscina natural de Emerald. Es un lugar de alojamiento muy sencillo, pero os encantará. Ofrece cocina criolla casera y unas vistas magníficas de la selva, sobre todo en el silencio de la noche, cuando oiréis el canto de los miles de pájaros y el rugir de las cascadas. ¿El precio de la habitación en esta maravilla?. Sólo 90 euros la habitación doble…

Otra oportunidad que os brindamos es el Hotel Papillote Wilderness Retreat, situado en plena maraña de la selva tropical, para aquellos que os queráis sentir Tarzán y Jane por unos días. Es el hotel preferido de los amantes de la naturaleza, pues en sus alrededores campan a sus anchas gallinas de Guinea, gansos y pavos reales y cuenta con un magnífico jardín botánico de casi cinco hectáreas con bambúes, bromelias y begonias realmente espectaculares.

Hotel Papillote

Hotel Papillote Wilderness Retreat

Desde el Hotel podéis daros un baño en las burbujeantes aguas termales o en los ríos de la montaña, o bien uniros a una de las excursiones guiadas por los senderos que cruzan el exuberante terreno del hotel o iros de excursión a las cataratas Trafalgar, dos cascadas gemelas de 60 metros que están a sólo un cuarto de hora a pie. Después podréis degustar la sencilla y excelente cocina del hotel bajo el techo de paja del restaurante o en su terraza repleta de plantas. Si tenéis suerte habrá en el menú pez volador o las suculentas gambas pescadas en uno de los 365 ríos de la isla. También os podéis decantar por el crapaud o pollo de la montaña, pero os adelanto que lo que para ellos es un pollo, para nosotros es una rana… Y todo esto por 95 euros la habitación doble…

La mejor época para visitar el Parque Natural Morne Trois Pitons es desde enero a julio, durante la estación seca. Hay que tener en cuenta también que los hoteles y los restaurantes cierran en septiembre y en octubre. No me digáis que no es un viaje exótico para pensárselo. Naturaleza, exotismo, aventura y disfrute, y todo os lo traemos aquí, con hoteles incluidos.

Cómo llegar

El Parque Nacional Morne Trois Pitons se encuentra sólo a 13 kilómetros al sudeste de la capital de Dominica, Rouseau. Por lo que tomaremos un vuelo hasta el Aeropuerto de Dominica, y desde allí parten autobuses hasta el Parque, que en apenas 30 minutos nos acercarán hasta él. El único inconveniente es que desde España no hay vuelos directos a Dominica, sino que seguramente deberemos hacer escala en Hawaii.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Dominica, Parques, Viajar por América



Deja tu comentario