Hohentwiel, vestigios de poder

Hohentwiel

En la región Hegau de Baden-Württemberg en el sur de Alemania, a unos 30 kilómetros del Lago Constanza, se encuentra la ciudad de Singen. Majestuosamente se alza hacia el cielo la montaña de Hohentwiel, un volcán extinto hace mucho tiempo, y sobre su cima se percibe el poder que una vez emanaron los reyes que habitaron la gran fortaleza que allí yace, la cual hoy es una de las más grandes ruinas de castillos del país.

La fortaleza de Hohentwiel nunca fue derrotada a lo largo de la historia. Sólo cuando enfrentó a las legiones de Napoleón, el último comandante protegió Hohentwiel y tuvo que ser testigo de cómo uno de las fortalezas más grandes de Alemania era arrasada sin piedad.

La historia de Hohentwiel alcanza tiempos remotos. El volcán de 682 metros de alto obtuvo su forma durante la Era de Hielo hace 9 millones de años. La fortaleza, cuyas ruinas están en la cima de Hohentwiel, emergió en el año 914, construido por Burchard III, duque de Suabia, utilizando las piedas de la propia montaña. Ya al año siguiente el castillo experimentó su primer bautismo de fuego. Pero el rey Konrad I descubrió que no era sencillo derrotarlo. En la alta Edad Media residieron en él las familias de nobles von Singen-Twiel (siglo XII-XIII), von Klingen (hasta 1300) y von Klingenberg (hasta 1521). Luego pasó al duque de Ulrich von Württemberg, quien convirtió a Hohentwiel en una de las más poderosas fortalezas de su ducado.

La fortaleza resistió cinco asedios imperiales en la Guerra de los Treinta Años y sirvió como una prisión de Württemberg en el siglo XVIII. Finalmente fue destruida en el año 1800 por los franceses.

Más de mil personas vivieron dentro de los muros de la fortaleza, y hoy, el Festival Anual de Hohentwiel llena el viejo castillo con nueva vida. Incluso el músico Bryan Adams hizo su aparición entre los antiguos muros.

Un centro de información sobre la fortaleza lo prepara a uno para su visita con un video de presentación. Toma unos 10 minutos a pie por un camino de rocas alcanzar las ruinas, pero la vista desde Hohentwiel compensa el esfuerzo pues el paisaje deslumbra a casi 700 metros sobre el nivel del mar, elevándose a 260 metros sobre la ciudad de Singen, la cual descansa a los pies de la montaña.

Horarios
Abierto todo el año
Abril a septiembre: 8.30am a 6.30pm
Octubre: 9.00am a 5.00pm
Noviembre a marzo: 10.00am a 4.00pm 

Valor de la entrada
Adultos: 2€
Niños y estudiantes: 1€ 

Ubicación
Auf dem Hohentwiel 2 a
78224 Singen
Tel: +49(7731)85262
Fax: +49(7731)85263 

Distancia hasta transporte público
Autopista 3 KM
Aeropuerto 33 KM
Estación 2 KM
Transporte público 2 KM
Centro de la ciudad 2 KM

Las visitas guiadas pueden ser encargadas a través de una oficina de turismo y estas duran aproximadamente 2 horas.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Alemania, Viajar por Europa



Deja tu comentario