Marrakech, capital Imperial

Mezquita Koutubia

Marrakech, la antigua capital Imperial de Marruecos y uno de los destinos más populares. La mayoría de las agencias de viajes te ofrecen muchísimas posibilidades y a buen precio para viajar a esta maravillosa ciudad de Marruecos. Además no es un destino caro y es perfecto para una escapada de 3 ó 4 días.

En Marrakech cada rincón te descubrirá algo distinto y sorprendente y sobretodo, aquí desearás estar siempre en la calle por muchas ganas que tengas de ir al hotel a descansar.
Hay muchísimas cosas que ver: El barrio judio de Mellah, el Palacio de la Bahia, que acogió a príncipes y visires acompañados de sus mujeres, concubinas, hijos…

A las afueras de Marrakech acércate a “El Palmeral”, un bosque natural de palmeras y por supuesto, de las más de 300 mezquitas que hay, es indispensable visitar una de ellas:la hermana mayor de la Giralda de Sevilla, la Koutubia, principal mezquita de la ciudad construida en 1147.

Jardines Majorelle de Marrakech

Marrakech también es ciudad de jardines, te aconsejo el Jardín Majorelle. Está abierto al público desde los años 40 y en su interior hay un museo de arte islámico, pero sobretodo es un sitio para respirar paz.

Pasea por a muralla que fortifica en 13 kilómetros la ciudad antigua, es del siglo XII y está construida en arcilla y cal. Lo mejor es recorrerla durante la caída del sol ya que al variar la luz la muralla también cambia de color y pasa del ocre pálido al ocre rojizo.

Andarás mucho así que seguro que te gustaría que te dieran un masaje a 4 manos. Pues en Marrakech te aconsejo un lugar al sur de la Medina: Les bains de Marrakech. Media hora de masaje a cuatro manos y masaje a los pies te dejará como nuevo y te costará unos 70 euros.

Zoco Marrakech

Hay muchas cosas que ver, pero en Marrakech el principal atractivo está en el bullicio de sus calles, en sus colores, en su aroma…

Mézclate con la gente paseando por sus callejuelas, esa es la mejor manera de conocer esta ciudad, una ciudad que vive vinculada al comercio, donde todo está puertas y ventanas para fuera: el corazón de Marrakech son sus zocos.

En los zocos podrás encontrar de todo: productos de hojalata y hierro. Alfombras, babuchas, especies, joyas antiguas… Encontrarás tanto o más que en cualquier centro comercial de una gran ciudad eso sí, con más encanto, más belleza y mejor de precio que en ningún otro lugar. Ah! y si piensas ir ves practicando el regateo, te guste o no. Ellos siempre salen ganando, pero tu objetivo será que te salga cada vez más barato.

Plaza Jemaa

Cuando se esté haciendo de noche acércate a la Plaza Jemaa-el Fna, cerca de la mezquita. Esta plaza reúne hasta muy, pero que muy tarde innumerables espectáculos y muestras de cultura tradicional de la zona: Cuentacuentos, músicos, malabaristas, oradores y hasta encantadores de serpientes. Te aconsejo que busques un rincón donde tomar un té verde y disfruta de lo que pasa a tu alrededor porque es como entrar en una leyenda de las Mil y Una Noches. Paul Bowles dijo: “Sin la plaza Djem’ a el- Fna, Marrakech no sería más que una ciudad como cualquier otra”

Para hospedarte hay muchos hoteles, pero te aconsejo que lo hagas en un riad, antiguos palacetes de la ciudad vieja transformados en pequeños hoteles con poco más de 20 habitaciones. La gran ventaja es que estarás en pleno centro de la Medina de Marrakech.

Más información…

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Marruecos, Viajar por Africa



También te interesará...

Deja tu comentario