Un paseo por la Medina de Marrakech

medina-marrakech

Una de las ciudades mas importantes de Marruecos es Marrakech. ¿Una ciudad mágica? Algo así, no hay dudas de que es una ciudad que fascina con su historia casi milenaria. Marrakech está dividida en dos, una parte vieja y una parte nueva.

La ciudad vieja es entonces la parte mas interesante y turística de Marrakech. Se la llama Medina de Marrakech y está dentro de una cadena de bastiones de tierra rojiza, compuesta de callejas, mezquitas, casas y palacios. Este lugar es desde 1985 Patrimonio Mundial y es el primer sitio que debes conocer en la ciudad.

La Medina se construyó entre 1126 y 1127 bajo el gobierno de los almorávides (sunitas), pero cuando esta dinastía cayó muchos de los edificios y monumentos fueron destruidos. Después, con los nuevos gobernantes shiitas, la ciudad volvió a experimentar un período de riqueza y prosperidad y fue en esos años en los que sobre las ruinas dejadas se construyó por ejemplo la mezquita de Kutubia con su alto minarete de 77 metros.

marrakech-menara

Los soberanos que empezaron a gobernar la ciudad a partir de 1147 fueron los responsables de renovar la capital, reforzarla y embellecerla. Ellos fortificaron la kasba con sus murallas y puertas, construyeron la mezquita, el hospital, el mercado, los palacios, los jardines y la plaza de armas. Este es el mejor momento de la ciudad pues su decadencia comienza cuando llegan los bereberes.

¿Cómo es la Medina de Marrakech?  La muralla mide 10 kilómetros y dentro hay un plano medieval con centros en las mezquitas y medersas y en la Plaza Djemaa el- Fna, el corazón. Todo es de adobe rojizo y si un entiende arte reconoce distintos períodos históricos en las construcciones. Así, de los primeros años está la muralla de adobe del siglo XI, la mezquita y el minarete del siglo XII, la mezquita de Ben Salih del siglo XIV o el Palacio de la Bahía del siglo XIX.

Lo mejor para disfrutar de la Medina es ir sin prisa, caminar, dejarse envolver por la gran atmósfera medieval que se respira aquí dentro. Hay mercados coloridos, el de los tintoreros y el de los herreros en especial, mercadillos de tapices y joyas con ambiente típico de Alí Babá y muchos jardines, casi todos por fuera de las murallas. No dejes de conocer el Palacio Real con el jardín de Agdal o el Jardín de la Menara con su estanque gigantesco rodeado de plantas tropicales o el Jardín Majorelle, hoy de la firma Ives Saint Laurent.

Pasear, comprar y comer. No dejes de hacer esas tres cosas en la Medina de Marrakech y no te olvidarás nunca de la visita.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Marruecos



Comentarios (3)

  1. Marrakech es un lugar cálido que te entra por los poros del alma y te deja hipnotizado. Marrakech es un gran oasis en medio del desierto, desde donde uno puede ver el Atlas nevado, sobre todo en los meses de invierno

  2. Marrakech es una de las capitales más prestigiosos y emblemáticos del antiguo imperio marroquí.
    Marrakech es también conocida como la ciudad de las mil y una noches, a lugares míticos y místicos. Es un punto de encuentro para investigadores de inusual y mareos ..
    «En primer lugar sorprende, entonces se une a ella», comentó Fernando Pessoa en su diario de viaje durante su visita a Marrakech. El ambiente de las sorpresas de la ciudad, los olores intensos y sabores, colores, sonidos frenéticos vibrantes y música-es la esencia del encanto. Al igual que otras grandes ciudades cosmopolitas como Nueva York o París, Marrakech es un verdadero camaleón urbano.

  3. Marrakech es una ciudad especial, sobre todo para nuestros occidentales ojos: no estamos acostumbrados a esa algarabía callejera de gente, tiendas, colores, comida, animales, vehículos;;;
    Marrakech es un destino que fue recomendado para viajar el 2017 por el new york Times.

Deja tu comentario