Una visita a la ciudad de Kemi

Kemi

La ciudad de Kemi está ubicada sobre la bahía de Botnia, en la región de la Laponia finlandesa. Se trata de un pequeño destino que puede combinarse con la visita a otras localidades de la región, como la ciudad de Tornio, situada en las proximidades.

Si bien es un sitio con un número de reclamos turísticos moderado, lo cierto es que su belleza y su estrecho contacto con la naturaleza compensan en encanto la escasez de atracciones para visitar. Un paseo por sus calles es suficiente para enamorar a cualquier viajero, y aunque no ofrezca el vértigo y la aventura de una ciudad cosmopolita, su sencillez y autenticidad hacen de Kemi un lugar al que todo visitante querrá regresar.

Kemi fue fundada en 1869 mediante un decreto, con el objetivo de poblar la zona cercana al puerto. Su principal actividad económica es la producción de pasta de celulosa y papel, y la extracción de cromo de la única mina europea de este material.

Seguramente una de las vistas más sorprendentes de Kemi es su castillo de hielo, el más grande de todo el mundo. Cada año, este castillo es reconstruido con un estilo arquitectónico diferente, y recibe visitantes curiosos de todo el mundo. Normalmente, se lo construye en el puerto interior de la ciudad.

Claro que, en cada nueva edificación, el castillo toma nuevas proporciones, pero ha llegado a contar con torres de más de 20 metros y a cubrir una superficie de hasta 20 mil metros cuadrados. En alguna ocasión, llegó a ser un edificio de tres pisos. En su interior se encuentran un restaurante de hielo, una capilla en la que se pueden celebrar bodas, un hotel y un teatro. La oferta de ocio se completa con un parque de aventuras para niños y exhibiciones artísticas.

Otra de las visitas obligadas en la ciudad es la Galería de las Piedras Preciosas, que posee la colección más grande de toda Europa. Destaca la corona real fabricada en 1918. La Iglesia de Kemi, por su parte, deslumbra con sus líneas góticas. Fue construida en 1902. Finalmente, el ayuntamiento es un edificio digno de verse, y en lo alto de sus 13 plantas se encuentra una cafetería accesible al público.

Quienes deseen continuar con el viaje visitando otras localidades, es muy recomendable trasladarse hasta Keminmaa, donde se encuentra una antigua iglesia medieval construida hacia 1520. Allí descansa el cuerpo del religioso Nicolaus Rungius, que puede ser visitado ya que, desde el año de su muerte en 1629, ha permanecido intacto.

La ciudad de Kemi cuenta con una estación de ferrocarril que se encuentra en el recorrido entre Lapland y Helsinki. Asimismo, el Aeropuerto de Kemi-Tornio se sitúa 4,5 kilómetros al norte de la localidad.

Para saber más sobre el país

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Finlandia, Viajar por Europa



Deja tu comentario