Andorra, diversión en plena Naturaleza

grand-valira-soldeu-el-tarter

Andorra, ese pequeño Estado situado en el corazón de los Pirineos, posee la envidiable cualidad de ofrecer en todo su territorio actividades que no suelen encontrarse habitualmente en vacaciones. Lejos de aquella antigua imagen de ser exclusivamente un paraíso para las compras, Andorra ha crecido hasta convertirse en un enclave turístico de primer orden con hoteles de primer orden y una oferta de ocio íntimamente ligada con la Naturaleza.

Es, por su tamaño, un destino perfecto para escaparse un fin de semana y disfrutar de sus montañas. Es, además, la temporada de invierno la ideal si lo que buscamos es disfrutar de sus nieves, máxime si una de nuestras aficiones es el esquí.

Precisamente relacionado con este deporte y con el invierno, podremos practicar deportes tan diferentes como el propio esquí, el hockey sobre hielo, patinaje sobre hielo o incluso participar en una divertida gymkhana.

Carrera de trineos en Andorra

Es posible igualmente practicar el trikker ski, ideal para novatos en esquí, porque nos valdremos de tres mini-esquíes. Nos divertiremos con carreras de trineos, con el speedride (una mezcla de parapente con esquíes, especialmente pensados para expertos esquiadores), o con el tobotronc, un tobogán helado de más de cinco kilómetros por el que lanzarse por el bosque sentados en un trineo biplaza.

Paralelamente a estas actividades invernales, por supuesto, siempre podremos contar al final del día con las magníficas instalaciones balnearias que tienen en el spa de Caldea, el mayor de Europa, donde tomar, entre otras cosas, masajes ayúrvedas, masajes doji o vibraciones sónicas.

Son sólo algunos de los ejemplos de esas actividades lúdicas que podemos permitirnos en Andorra. Un paraíso pirenáico que nos asegura mucha diversión en plena Naturaleza.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Andorra, Viajar por Europa



Deja tu comentario