Siguiendo los pasos de Bilbo y Frodo, en Nueva Zelanda

matamata

Cuando uno comienza a ver El Señor de los Anillos, la excelente trilogía de Peter Jackson, es imposible no recordar El Hobbit, el comienzo de todo que quedó algo olvidado con el éxito de la continuación de la historia. Pero Jackson ha vuelto al ruedo con eso y Nueva Zelanda ha sido elegida de nuevo para ser el escenario de las aventuras ideadas por Tolkien.

Peter Jackson utilizó hace algunos años más de 150 escenarios distintos en todo el país para darle vida a la Tierra Media y considera que no tiene que buscar en otro país para dar con los de El Hobbit. Por ejemplo, las colinas ondulantes de Matamata son Hobbiton, la región volcánica de Ruapehu es donde Sauron forja el anillo y en Queenstown  se rodaron muchas escenas más.

La región de Matamata, donde están Hobbiton y la Comarca, se localizan en una tierra de granjas y es seguramente lo que mas identificas en el filme. La granja de ovejas con sus verdes y ondulantes colinas con vistas maravillosas de la cordillera Kaimai está, por ejemplo, preparándose para recibir de nuevo a los hobbits aunque de momento sigue recibiendo tours de turistas.

Otro ejemplo: el monte Ngauruhoe, uno de los tres de la isla y el monte de la forja del anillo en el filme, también recibe miles de visitantes que siguen los pasos de Frodo y Sam cruzando Tongariro. Se trata de un camino de 17 km que pasa por volcanes, fumarolas, lagos y lava. También puedes trepar a un helicóptero y contemplar los paisajes en los que Legolas, Gimli y Aragorn lucharon contra el Ejército de la Muerte.

Y eso en la isla Norte pues en la isla Sur hay muchos destinos más relacionados con el Señor de los Anillos. Pronto habrá otros relacionados con El Hobbit así que si te gusta  esta gran historia de fantasía pues es hora de ir pensando en un viaje a Nueva Zelanda.

Foto: Everywheremag

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Nueva Zelanda, Viajar por Oceanía



Deja tu comentario