Jigokudani, las termas de los monos japoneses

parque jigokudani

Una de las imágenes más clásicas del invierno en Japón es la de los monos hundidos hasta la barbilla en aguas termales. Estos monos que aprovechan el calor del agua para combatir las temperaturas bajo cero del norte de la prefectura de Nagano los encuentras en el Parque Jigokudani. Son una de las atracciones turísticas más populares de la prefectura y si vas para estas fechas tu mismo podrás disfrutar del agua caliente en alguno de los onsen cercanos.

Se llama onsen al baño de agua termal japonés, agua mineral que emerge de las profundidades de esta tierra por demás montañosa y en permanente actividad. El Parque de los Monos Jigokudani te permite entrar en contacto con estos animales y vivir una experiencia única viendo monos salvajes bañándose en un onsen natural.

Los monos son macacos japoneses, también conocidos como monos de la nieve (se entiendo el porqué del nombre). Este manantial termal está en el hábitat natural de los monos, en el medio de los bosques del valle Jigokudani, en Yamanouchi y cerca de un par de pueblos turísticos de invierno, Yodanaka y Shibu. Empero, no es un manantial natural pues ha sido hecho por el hombre.

Lo encuentras a poco de andar desde la entrada del parque y ya desde ese punto los visitantes pueden toparse con monos sueltos, caminando de aquí a allá. Los monos viven en grupos y son animales muy sociales entre ellos así que además del espectáculo de verlos darse un baño uno puede verlos interactuar, ignorando por completo la presencia humana.

En el parque hay un pequeño centro de información para visitantes, pero la mayor parte está en japonés aunque con lo que hay en inglés alcanza para comprender la dinámica del grupo de monos. Eso sí, está prohibido tocar o alimentar a los animales. El parque está abierto todo el año pero el lugar es especialmente hermoso cuando hay nieve, entre diciembre y marzo.

Información práctica:

. Horarios: abre de 8:30am a 5pm, entre abril y octubre, y de 9am a 4pm entre noviembre y marzo. No cierra nunca.

. Precio: 500 yenes

Foto: vía The Sacramento Bee

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Japon, Viajar por Asia



Deja tu comentario