Parque Nacional de Cabañeros

Parque Nacional de Cabañeros

Enclavado en la comarca de Los Montes de Toledo, el Parque Nacional de Cabañeros es, además de uno entre los 14 parques nacionales de España, una Zona de Especial Protección para Aves.

Forma parte de la provincia de Ciudad Real y de la provincia de Toledo, y ocupa unas 15 mil hectáreas. Fue declarado parque natural en 1988 y más tarde se convirtió en parque nacional. Está ubicado en lo que antiguamente era la finca Cabañeros, de la que procede su nombre.

Apenas una hora y media separa este paraíso natural de la ciudad de Madrid, y una vez allí puede respirarse el aire mediterráneo combinado con los paisajes de media montaña que caracterizan a la región. Las cumbres del Rocigalgo y el calmo transcurrir del río Guadiana son algunos escenarios imperdibles.

La infraestructura turística del parque está satisfactoriamente desarrollada. Es posible alojarse allí en alguno de sus cuarenta hospedajes, aproximadamente, con una gran variedad de categorías y precios para elegir. Asimismo, abundan las opciones de restauración y hay una interesante oferta de actividades que complementan el paseo por Cabañeros.

El área de influencia del parque se extiende a lo largo de 86 pueblos que pertenecen a Ciudad Real y a Toledo, entre ellos algunos muy significativos como Alcoba de los Montes y Los Alares. Por lo que es muy recomendable la opción del alquiler de coches para poderlos recorrer.

Entre los animales que habitan la región, destacan el águila imperial ibérica, en serio peligro de extinción, y el lince ibérico, también una especie amenazada. Por su parte, abundan los ciervos, que son sumamente populares entre los viajeros que transitan por las llanas de la raña.

Además, el territorio del Parque Nacional de Cabañeros tiene una gran importancia histórica, dada la riqueza geológica de sus suelos. Antiguamente, hace cientos de millones de años, esta zona estaba cubierta de agua salada del mar, y el hallazgo de restos fosilizados así como las marcas del pasado en los recorridos geológicos del lugar son fuente inagotable de datos prehistóricos.

Foto Vía: El País

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Ciudad Real, Toledo, Viaje a la Naturaleza



Deja tu comentario