La Abadía de Saint Michel de Canigou, en Francia

saint martin de canigou 1

Al sur de Francia y sobre los Pirineos, en un sitio que no puede ser más maravilloso, está la vieja iglesia de la abadía de Saint-Martin-du-Canigou, un verdadero tesoro de la Edad Media que impresiona, maravilla y te deja boquiabierto cuando lo tienes al alcance de la mano. No te puedes creer estar en un lugar con tanta historia en cada piedra.

¿Pero cuándo, cómo y por qué se construyó? Bien, se piensa que la construcción de la abadía comenzó probablemente en 1005, el año en que el conde Guifre de Cernadya decidió fundarla. Su hermano mayor era monje en la cercana Saint-Michel-de-Cuxa y cuando la abadía estuvo fundada y construida él mismo terminó sus días como uno de sus monjes. Tal vez la construcción finalizó en 1009 y una vez que estuvo lista pues se invitó a la orden de los benedictinos a que hicieran uso de ella.

La abadía de Saint-Michel de Canigou funcionó hasta que fue disuelta en 1783. Cuando los monjes la dejaron cayó en el abandono, la dejadez y el olvido y así permaneció durante todo el siglo XIX. Tantos años pasó así que muchos de sus edificios se arruinaron, aunque por milagro su iglesia y la torre permanecieron enteras hasta comienzos del siglo XX cuando alguien notó su presencia y comenzaron los trabajos de restauración. Ese alguien fue el obispo de Perpignan y a él y a sus esfuerzos se debe el hecho de que hoy la antigua y hermosa Abadía de Saint-Michel du Canigou esté activa de nuevo.

saint michel de canigou 2

Hoy puedes verla clavada en los hermosos Pirineos franceses y para llegar hasta ella hay que recorrer un bonito sendero pavimentado entre los árboles. Para entrar hay que comprar un ticket que te brinda acceso a la visita guiada en manos de un monje residente que habla en francés aunque se reparten manuales en otros idiomas. La abadía es de estilo romanesco y su iglesia tiene dos niveles y una cripta antigua que data de la época carolingia. Hay muchas esculturas y tallas antiguas y la verdad es que la visita merece la pena porque la atmósfera centenaria es de no creer.

Información práctica sobre la Abadía de Saint-Michel-du-Carnigou:

. Ubicación: Languedoc-Roussillon.

. Cómo llegar: si vas en coche debes dejarlo en el pueblo de Caseil y caminar unos 30 o 45 minutos por un sendero entre el bosque. Sino hay taxis 4 x4.

. Precio: 5€

Foto 1: vía JTdugene

Foto 2: vía Supercdi

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Francia, Viajar por Europa



Deja tu comentario