Las islas Mauricio

isla mauricio

Al suroeste del océano índico y a unos 900 km de la costa de Madagascar se encuentra la República de Mauricio, llamada así por los colonos holandeses en 1638 en honor del príncipe Mauricio de Nassau. De ellos solo quedó el nombre ya que debido al clima, ciclones y demás, la abandonaron y les siguieron los franceses y finalmente los ingleses.

Hoy Mauricio es un destino único, un sitio alejado, apacible, que ha sabido surfear los avatares del siglo XX dependiendo de la caña de azúcar y de la industria sin chimeneas, el turismo. Si te gustan las aguas azules, los arrecifes de coral, una población diversa culturalmente, hermosas playas y majestuosos hoteles, yo creo que no te lo puedes perder.

La capital es Port Louis, una ciudad protegida de los vientos por un círculo de montañas, tiene calles coloniales, mezquitas, templos hindúes y chinos, iglesias, tiendas y mercados. Y más allá de la costa vemos la sombra de otras islas que llaman a que crucemos hasta allí para conocerlas. Se trata de la Isla de los Ciervos o Ille au Cerfs y la Isla Gabriel, principalmente.

isla de los ciervos

La Isla de los Ciervos es una isla donde no viven personas, de unas 500 hectáreas de estado salvaje, ideales para sentirse bien Robinson Crussoe. Las aguas son turquesas bajo el sol, como si estuvieras viendo una postal, así de hermosas. Se la visita en tour y el viaje, que dura unos 30 minutos, es en lancha motora. Muchas excursiones incluyen el almuerzo y los paseos dan tiempo para pasear, bañarse, recoger algún recuerdo y tomar el sol. Dentro hay algunas cascadas y si el capitán es habilidoso podrá llevar el catamarán bien cerca para apreciarlas desde la costa.

Por otra parte está la Isla Gabriel. Las lanchas partes desde el embarcadero de la costa norte y siempre están allí esperando a los turistas. El paseo toca la Isla San Gbriel y también otras mas pequeñas. La primera es un lugar de playas de ensueño que siempre tiene menos turismo que la Isla de los Ciervos, y entre las otras islas está la Isla Plate, la Isla aux Aigrettes, una reserva natural de fauna y flora que puede ser visitado sólo con reserva previa, y la Isla aux Benitiers, un islote de apenas 2 kilómetros de largo y 500 de ancho en cuyo camino es posible disfrutar de delfines saltando en las aguas.

Publicado en SobreTurismo.es

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Isla Mauricio, Viajar por Africa



Comentarios (1)

  1. lola dice:

    hola buenisimos lugares

Deja tu comentario