Uluru, un mundo mágico en Australia

Uluru Rock Ayers

Una especie de misterio se guarda con este monumento de la naturaleza, un hálito de sorpresa en los visitantes que llegan hasta aquí, al desierto de Australia, el país de los canguros, uno de los más grandes del mundo. Hasta aquí se ha trasladado la emoción por lo desconcertante, por lo que a simple vista parece no tener una explicación, basta con ver ese horizonte y atravesar con la vista ese montículo de color rojo, de rojo intenso, para saber que la naturaleza hizo de este lugar una pequeña incógnita, tu visita a Uluru, en Australia te ha dejado muchas dudas y pocas respuestas.

Tú llegas hasta el lugar solo por el permiso de los Anangu, una tribu australiana que se asienta en estos territorios que fueron descubiertos en 1873 por la civilización occidental, mejor dicho fueron presentados en sociedad, porque los Anangus siempre custodiaron el lugar y en la actualidad son los únicos que permiten el paso y gracias a la enseñanza los jóvenes anangus son los guías turísticos por su dominio de dos idiomas.

Ulur es en idioma nativo, pero cómo el hombre le suele cambiar de nombre a todo para adueñase de lo que no le ha pertenecido le puso Ayers Rock, que en la actualidad es una montaña de 320 metros de alto y 8 kilómetros de periferia

Tú lo visitas y paseas por los enigmáticos lugares que guarda el Uluru, que en la actualidad es una montaña sagrada para todos los australianos y también para los que hasta aquí han emprendido uno de esos viajes que resultan realmente fascinantes. Es muy curioso los nativos adoran el lugar y lo cuidan con sumo esmero mientras los que la ven por primera vez caen rendidos ante la belleza, es como si la magia o un poder desconocido hiciera todo ello.

Basta saber el misterioso culto de los anangu al enterarse que existen partes específicas donde no se permite la toma de fotografías ni grabaciones, así como sitios donde no se permite la entada de hombres y en otros de mujeres, porque como en muchos lugares tradicionales del mundo, la presencia de un genero u otro altera la paz Es parte del secreto de los anangu, algunos como el anterior son develados, pero otros son guardados celosamente pro como siempre los rumores se esparcen con suma facilidad.

Más allá de la visita a la montaña sagrada, lo interesante también puede estar en compartir las costumbres de los anangu, de bailar con ellos, de admirar su artesanía, y quizá, porqué no, preguntarles el verdadero secreto de su culto hacia el Uluru.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Australia, Viajar por Oceanía



Comentarios (1)

  1. carlos dice:

    esa montaña debe poseer minerales coloreados para dar esa reflexion de color, pero independiente de cualquier otra cosa lo genial y lo impresionante es la belleza que inspira.
    attte
    carlos
    nicaragua

Deja tu comentario