Lerma, el espíritu místico de Burgos

Vista de Lerma

El encanto de España es francamente inigualable. En cada rincón podemos encontrarnos auténticos secretos que sólo nos están guardados en el baúl de la geografía, y allá que tenemos que ir para descubrirlos. Hoy nos vamos a acercar hasta Lerma, en la provincia de Burgos, un pueblo de unos 2500 habitantes que cuenta con uno de los cascos históricos más interesantes de la provincia burgalesa.

Lerma descansa junto al río Arlanza, sobria y hermosa, aunque parezca triste y nostálgica. Su vista de piedra os encantará. Entramos a su casco histórico a través de la Puerta o arco de la Cárcel. Viejas fortificaciones y casas en las que imaginamos un antiguo esplendor nos saldrán al paso. Fachadas de piedra, con unas bellas rejerías, y amplios soportales, nos dan la bienvenida a este paseo singular.

Tras varios recovecos llegamos a la Plaza Mayor. Se trata de la típica plaza castellana que en otros tiempos albergó corridas de toros, feras, mercados y representaciones teatrales. Realmente es fácil de imaginar todo esto debido a sus grandes dimensiones. Los edificios que más destacan en ella son el palacio ducal y una serie de conventos.

El palacio ducal es sencillamente impresionante. Sobrecoge que, después de callejear por un casco histórico de piedra, nos encontremos con esta enorme belleza. Muchos la consideran la obra maestra de la arquitectura civil española del siglo XVII. Pasad a su hermoso patio, con veinte columnas de granito a su alrededor. Desde abril del 2003 este palacio sirve como Parador de Turismo.

Junto al palacio ducal hay que quedarnos con el hermoso Convento de San Blás, que hoy en día alberga a una comunidad de dominicas que elaboran objetos de cerámica y vajilla. Cuenta la leyenda que desde el palacio ducal salía un pasadizo que comunicaba de manera directa con el convento, aunque este pasadizo ya desapareció hace tiempo.

Seguimos callejeando para llegar a la Plaza de Santa Clara, con el Monasterio de la Ascensión y el de San Juan. Desde aquí tenemos cerca el mirador de los Arcos para ver una bonita panorámica del valle del Arlanza. El Monasterio de la Ascensión, edificado entre 1604 y 1610, alberga hoy a un grupo de religiosas clarisas que elaboran deliciosa repostería, en donde podemos comprar.

Por último, la vista de Lerma nos quedará en el recuerdo con la Colegiata de San Pedro, cuya construcción se llevó a cabo entre mediados del siglo XVI y 1617. En su interior tenéis que contemplar el retablo mayor, el órgano y el coro.

Lerma es un maravilloso conjunto, un pueblo que nos hará recorrer siglos de historia, callejear entre sus calles empedradas y sus casas nobiliarias. Un lugar donde se respira un enorme misticismo y una espiritualidad que nos embaucará.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Burgos, Lugares de España con encanto, Pueblos con encanto, Viajar por España



Comentarios (1)

  1. missviajes dice:

    Pues si Lerma te gustó Santa Inés y Covarrubias te encantarán. Además preparan un cordero asado que es para morirse. Saludos.

Deja tu comentario