Tlatelolco, lugar de una matanza

Plaza de las Tres Culturas 
Plaza de las Tres Culturas

Lugares con historia: Tlatelolco

Desgraciadamente hay lugares en el Mundo que pasan a la Historia, no por su belleza, sino por algún hecho desgraciado ocurrido en sus calles. La Plaza de las Tres Culturas es un enclave misterioso y de una gran riqueza histórica pero que desgraciadamente ha quedado en la memoria de todos por ser el lugar donde ocurrió la vergonzosa Matanza de Tlatelolco.

Es Tlatelolco una zona urbana de edificios que se encuentra al norte de Ciudad de México y que empezó a construirse en 1964. Un lugar masificado por edificios de hasta 14 pisos de altura, con casas pequeñas pero que cumplía con los requisitos que el Gobierno pedía para afrontar el problema demográfico y económico de la capital, y en el cual se contemplaba que un 75% de los terrenos fuera zona verde. Sin embargo, su gran riqueza histórica se encuentra en uno de sus extremos donde se levanta la Torre de Tlatelolco, la Zona Arqueológica y la Plaza de las Tres Culturas.

Recibió este curioso nombre de «3 culturas» porque en ella confluye la historia de las tres diferentes etapas por las que pasó México en su historia.

En su primera época, Tlatelolco fue centro comercial del México prehispánico, mientras Tenochtitlán hacías las veces de centro político y gubernamental. Cuenta la leyenda que fue el dios Huitzilopotchtli quien decidió la profesión de sus habitantes. Los mexicas que lo habitaban habían encontrado dos bolsas mortuorias, una de las cuales tenían una piedra de mucho valor y la otra unas serie de huesos. Decidió que éstos últimos serían los guerreros, mientras que quienes encontraron la piedra se dedicarían al comercio.

Pero aquella organización perfecta fue devastada por los españoles. Durante 80 días resistieron y se convirtieron en el último lugar que se rindió a aquéllos tras la caída de Cuahtemoc. De aquel momento aún se guarda una placa conmemorativa en el lugar.

Tras aquéllo, los franciscanos fundaron el convento de Santiago que funcionó hasta la llegada al gobierno de Porfirio Díaz, quien acabó convirtiéndolo en bodegas, cuarteles y prisión militar.

Tlatelolco
Centro ceremonial de Tlatelolco

Con el tiempo volvería la iglesia a recuperar sus funciones, y ya en la década de los 50, en el siglo XX, se crearon un par de museos, hasta que finalmente se decidió a hacer el barrio habitacional que hoy es. Desgraciadamente, aquel lugar quedaría marcado para siempre el 27 de agosto de 1968.

La crisis económica estaba haciendo mella en la sociedad mexicana y aquel día miles de estudiantes decidieron reunirse en la Plaza del Zócalo, en el mismo centro de Ciudad de México. Terminaron por ser desalojados por las fuerzas de seguridad, pero ya se había sembrado la semilla de la discordia que derivaría en la gran tragedia.

Aquel mismo año se celebraban los Juegos Olímpicos de México, y el gobierno no estaba dispuesto a dar una mala imagen al exterior por lo que en septiembre mandó a sus tropas al Campus Universitario donde los enfrentamientos produjeron varios muertos y muchos más desaparecidos. La tensión iba en aumento en el país y finalmente, el 2 de octubre de 1968, en la Plaza de las Tres Culturas, aún a sabiendas del riesgo que corrían, se reunieron hasta 50.000 estudiantes.

Sin embargo, nada más comenzar la reunión, notaron que estaban siendo rodeados, pues de todas las calles colindantes comenzaron a salir tanques y soldados que los encañonaron. Habían sido traicionados, y cuando una bengala se lanzó al aire, la masacre comenzó.

En la Matanza de Tlatelolco cayeron ametrallados en un momento 400 estudiantes, que resultaron muertos, y fueron miles los heridos. O al menos, esas son las cifras oficiales, porque aquella misma noche, tras ser encerrados unos y ocultos otros, las mismas tropas se encargaron de limpiar totalmente la plaza, de modo que cuando amaneció en aquella fatídica plaza no había rastros de lo sucedido aquella noche.

Hoy, 40 años después de aquellos sucesos, las madres de todos aquellos desaparecidos se siguen manifestando en la Plaza de las Tres Culturas cada 2 de octubre reclamando una justicia que nunca llega.

Fotos via: mexicomaxico

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Especiales de Turismo, Lugares con Historia, México, Viajar por América



Comentarios (2)

  1. rafael dice:

    desgraciadamente es la verdad, siendo de México la verdad no sabia del tema si no hasta hace unos meses que en clase se tocó el tema y me quedé impresionado y desepcionado del propio gobierno (já, como si no lo hubiera estado antes)

    Pues, saludos desde Sonora :)
    Gracias por las aportaciones que hacen a las personas amantes de vivir cosas nuevas y de viajar ;)

  2. Tito dice:

    Terrible historia, lamentablemente repetida en nuestra america y otros lugares del mundo.
    Justicia para las victimas, para la humanidad, para nosotros mismos.
    saludos desde Chile.

Deja tu comentario