El Parque Nacional de Ordesa y el Monte Perdido

Ordesa 

Lugares de España con encanto: Ordesa y el Monte Perdido

Cuenta la leyenda que lo que hoy son los llanos de Millaris eran antes unos extensos prados verdes y fértiles en cuyo centro había un lago. Pero aquellas tierras eran propiedad de un pastor por nombre Palafox, conocido por su avaricia e ingratitud. Un día de mucho calor, durante un verano, a la zona se acercaron otros muchos pastores con sus rebaños y hubieron de pedirle a Palafox que les dejara beber en su lago. Codicioso, durante la noche, el pastor los asesinó a todos y se quedó con sus rebaños. Sin embargo, algo mágico ocurrió. El lago se tiñó de rojo con la sangre de las víctimas; las rocas rugieron y un gran terremoto recorrió sus tierras. El pastor y todo su ganado quedó sepultado bajo las piedras de aquellas montañas. Los diques del lago se rompieron y el agua se perdió, y las tierras antes fértiles se llenaron de rocas. Éstas y el agua que se escapó del lago erosionó de tal forma las tierras que se formó el valle de Ordesa

Cuenta esa misma leyenda, que aún hoy, de noche, en el valle de Ordesa, se siguen escuchando los lamentos del pastor Palafox cada noche de San Juan.

Hablar del valle de Ordesa es hablar, probablemente, del lugar más bello de España. Es un auténtico vergel, un paraíso que la Naturaleza nos ofrece para el reposo del espíritu y para el disfrute de los sentidos. Grandeza que se encierra en cada valle y montaña indómita; tremendos barrancos que bajan de las montañas para fundirse con los bosques que forman el valle y los ríos que corren salvajes buscando su salida. Es una verdadera delicia donde la cámara de fotos no sabrá encontrar el rincón mejor para obtener esa foto soñada, porque cada foto nos parecerá mejor que la anterior, porque miremos donde miremos, nuestros ojos creerán soñar con paisajes que nunca creímos poder ver.

El valle de Ordesa fue declarado Parque Nacional en el año 1918, poco después de que el rey Alfonso XII también catalogara como Parque Nacional al de Covadonga, otra maravilla de España. Pero no fue hasta 1982 cuando el parque se amplió con la superficie correspondiente al Macizo del Monte Perdido, también llamado de las Tres Sorores, más la superficie correspondiente a los valles de Añisclo, Escuaín y Pineta.

Pero es la silueta del Monte Perdido recortada con el brillante cielo el que siempre se recuerda, porque de él parten los cuatro valles que conforman este precioso Parque Natural. El Macizo del Monte Perdido se eleva hasta los 3355 metros, en pleno centro del Pirineo Aragonés.

Uno de los más bellos sitios para alojarse es en el pueblecito medieval de L’Aínsa, una auténtica preciosidad que divide al valle en dos: el del río Ara, donde comienza el valle de Bujaruelo; y el del río Cinca que se origina en el valle de Pineta. En cuanto al pueblo, quedaréis maravillados, no sé bien si por la estructura del mismo en sí, o por el conjunto que forma con la maravilla natural que le rodea. L’Aínsa son apenas dos calles paralelas, un castillo y su Plaza Mayor, pero el lugar guarda algo de mágico quizás producto de la misma leyenda que corre por sus venas, ya que se dice que aquí se apareció una cruz de fuego que fue la que dio la victoria a las tropas cristianas que comandaba Garcí Jiménez. La mejor muestra de su encanto medieval es el haber sido designado en el año 1965 como Conjunto Histórico Artístico.

 Torla

Torla

Sin embargo, el pueblo que da acceso al valle de Ordesa es Torla, otra belleza de pueblecito medieval adaptado perfectamente al entorno que lo rodea. Paz y quietud para iniciar todas las aventuras que queramos en el Parque Nacional.

Este pueblo os servirá para descansar de las muchas excursiones senderistas que podéis hacer en la zona. Desde allí, el más cercano valle al que podéis acceder es al de Añisclo, adonde podréis recorrer su desfiladero, o ir de los miradores a Góriz o dar un paseo por San Úrbez. Un poco más alejado, pero es una de las mejores excursiones, es la del ascenso al Monte Perdido, aunque también una de las más concurridas en verano.

Escojas la excursión que escojas, de todos modos, cualquier paraje que encuentras será una verdadera maravilla, así que prepárate unas buenas botas de trekking, ropa cómoda, una mochilita con comida y, sobre todo, la cámara de fotos.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Huesca, Lugares de España con encanto, Viajar por España



Deja tu comentario