El Centro Ceremonial de Pachacamac

Pachacamac, centro ceremonial, yacimientos arqueológicos, templo

Pachacamac fue una de las ciudades más importantes de la era prehispánica de Perú. Sus yacimientos arqueológicos son verdaderamente magníficos, y asombran por su belleza y diversidad. Templos, ídolos y pirámides parecen llegar hasta nosotros desde un tiempo tan remoto que parece inimaginable. Visitar Pachacamac es justamente acercarse a una historia antigua pero aún muy viva.

Pachacamac se encuentra en el valle de Lurín, perteneciente a la provincia de Lima. Delimitado al oeste por la Laguna de los Patos –o Urpiwachak– y al este por el río Lurín, el terreno sobre el cual se extiende está formado por numerosas elevaciones. Muchas de ellas fueron estratégicamente utilizadas por las antiguas civilizaciones para erigir en su cumbre maravillosos templos dedicados a los principales dioses de su panteón. En el promontorio más alto, por ejemplo, se construyó el Templo del Sol.

Los primeros asentamientos humanos datan del siglo III a.C., pero no fue sino hasta el florecimiento de la cultura Lima que se comenzó la construcción de los templos de Pachacamac. Se trataba de uno de los dioses principales de la época prehispánica, considerado por los Incas como su “hermano sol”, en honor a quien se edificó el ya mencionado templo que ocupa la zona más alta del yacimiento.

Entre muchas otras construcciones y hallazgos interesantes que es posible admirar en Pachacamac –pirámides, cerámicas, textiles, templos en los que las jóvenes de alta alcurnia se alojaban para dedicar su vida a la divinidad, etc.–, cabe destacar el Templo Pintado, o Templo de Pachacamac. Se lo considera el más importante, ya que reúne a su antecesor, el Templo Viejo, y a su sucesor, el Templo del Sol, en el interior del espacio rodeado por la Primera Muralla.

Allí fue encontrado el más famoso ídolo del dios Pachacamac, una figura de madera con dos caras que miran en sentidos opuestas. La base posee hermosas decoraciones de felinos, serpientes e imágenes antropomorfas. La parte inferior era introducida en la tierra durante los rituales, para que el ídolo permaneciera de pie en todo momento. Es fantástico recrear con la imaginación los actos de adoración que esta figura habrá merecido.

Información práctica

  • Dirección: Antigua Panamericana Sur Km. 31.5 – Distrito de Lurín. Lima, Perú.
  • Telefax: (01) 430-0168
  • Entrada: 5.50 soles (aproximadamente, 1.94 dólares o 1.22 euros).
  • Horarios: todos los días, de 9.00 a 17.00 hs.

Si quieres pasar unos días y visitarlo, encuentra en el siguiente enlace tus: vuelos a Lima.

Foto Vía: unfv.edu.pe

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Perú, Viajar por América



Comentarios (1)

  1. isabella dice:

    esta muy bonito y se los recomiendo y mucho y doy grasias a los q’ crearon esto

Deja tu comentario