Carnaval de Gualeguaychu en Argentina

El verano se instaló en el hemisferio sur y la fiesta comenzó. La ciudad de Gualeguaychú, ubicada en la provincia argentina de Entre Ríos, ya comenzó el mayor espectáculo que la caracteriza, repercute y trasciende turísticamente: el denominado “Carnaval del País”, desarrollado anualmente en un marco de suntuosidad y esplendor, y acaparando la atracción de visitantes de toda Argentina y de países vecinos.

Carnaval de Gualeguaychu 

El carnaval se remonta a finales del siglo XIX. En un principio, el corso se desarrollaba por las tardes, ya que la ciudad no contaba con adecuada iluminación. En la década del ‘70 la Municipalidad otorgó en concesión el circuito erigido en el corsódromo municipal, con una extensión de 500 mts. de largo, un ancho de 10 mts. útiles y comodidad para 30.000 espectadores sentados en tribunas, palcos y zona vip. En enero y febrero, Gualeguaychú explota de ritmos y olores: batucadas, pasistas, bailarines, reinas y carrozas brindando un show único que durante todo el año se prepara en silencio y sin descanso. El brillo, la magia y el color despiertan para desfilar frente a miles de visitantes expectantes que aplauden y danzan en el corsódromo. Es un espectáculo de colores y ritmos que permite a los visitantes sentir, experimentar y encarnar el sentido del carnaval: liberación de las ataduras culturales y sociales que organizan y modalizan la vida cotidiana.

Hoy el carnaval de Gualeguaychú es el ámbito en el que los sentimientos contenidos, entre tambores, lentejuelas y plumas encuentran su lugar de expresión y canalización. Papelitos, O´Bahía, Marí-Marí, Kamarr, Ara-Yeví: cinco son las comparsas que ponen cada noche en escena unas 2.000 personas durante tres horas de colorido y emocionante espectáculo brindan al público el candor de cuerpos que vibran al compás de los ritmos más convocantes. Todos esperan el desentierro del rey Momo, para morir junto a su rey al terminar febrero y volver a nacer el año siguiente explotando con alegría y energías renovadas. A diferencia del carnaval carioca, en el cual la batucada es un complemento de la música a la que acompaña con su ritmo, en el carnaval de Gualeguaychú, ambas son totalmente independientes. La música de la orquesta se va silenciando cuando se acerca la batucada, para no mezclar los sonidos.

Carnaval de Gualeguaychu 

Con cerca de 90.000 habitantes, Gualeguaychú es la tercera ciudad de Entre Ríos. Recostada sobre el Río Gualeguaychú y a 8 kilómetros del Río Uruguay, está ubicada a 220 kilómetros de Buenos Aires, por lo tanto es sencillo llegar hasta allí en autobús o automóvil. Por la noche se puede visitar el corsódromo y ver desfilar las comparsas más vistosas y coloridas del litoral argentino. Durante el día, la actividad se concentra en las playas, donde los visitantes pueden bañarse en las costas del río o practicar actividades de pesca. Ahora ya se sabe que la alegría del carnaval no se encuentra sólo en Brasil; Gualeguaychú se viste de fiesta para recibir a cualquiera que desee dejarse cautivar por el paso de las comparsas y plumas multicolores, explotando de alegría y energía renovada de sus bailes con todo el ritmo de la fiesta pagana.

¿Cómo llegar?
En auto: Desde Buenos Aires, Capital Federal, por acceso norte, ruta nacional Nro. 9, complejo Zárate – Brazo Largo, Ruta Nacional 12 hasta Ceibas y Ruta Nacional 14 hasta el acceso a Gualeguaychú.
En autobús: Desde la Estación Retiro de Buenos Aires, salen autobuses con asiento “semicama”. El pasaje cuesta alrededor de $35 (8 euros apróx.) y el viaje toma unas 4 horas y media.

Fechas del Carnaval 2008
ENERO (Sábado 5, 12, 19 y 26)
FEBRERO (Sábado 2, 9, 16 y 23)
MARZO (Sábado 1)
Entrada
El valor de la entrada oscila desde los $10 hasta los $300 pesos argentino (3 a 65 euros apróx.), dependiendo del día y la ubicación.
Más información
http://www.carnavaldelpais.com.ar/
http://www.gualeguaychuturismo.com/

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Argentina, Carnaval, Viajar por América



Comentarios (1)

  1. Gonzalo Aranda dice:

    Es una vergüenza lo que hicieron con la estación ferroviaria del Ferrocarril Urquiza, es una vergüenza la gente de esa ciudad, despues se deben estar quejando, son una verdadera vergüenza, esta estación ferroviaria convertida en un boliche bailable

Deja tu comentario