Primeros pasos en el centro histórico de Orense

Centro historia Orense

La ciudad de Orense se encuentra en un valle, y la mayoría de las veces que os acerquéis a ella en carretera siempre os dará la impresión de que no es una ciudad plana. Esta impresión inicial da un giro de tuerca más cuando os adentráis en su centro histórico. Y es que la ciudad cuenta con tres áreas significativas. La primera y más notable es el barrio medieval, el que suelen visitar casi todos los turistas, la segunda zona corresponde al siglo XIX, y la tercera a la Orense del siglo XX y XXI.

Una vez en el centro de Orense podéis comenzar a explorar la parte más antigua y hermosa de esta ciudad. Aquí encontraréis iglesias, pequeñas plazas, un balneario romano y una gran cantidad de bares y cafés, la mayoría de los cuales ofrecen bocadillos y comidas rápidas para seguir recorriendo Orense. Y es que la naturaleza compacta del centro histórico de Orense nos invita a recorrerlo a pie, a pesar de sus continuas pendientes.

A diferencia de la mayoría de otras ciudades de Galicia, Orense combina perfectamente lo antiguo con lo nuevo. En las afueras de la ciudad, veréis un parque empresarial, con edificios futuristas. También en la periferia de Orense veréis magníficos parques urbanos, aunque seguramente os atraigan más las calles, plazas y edificios del casco antiguo.

El centro histórico de Orense es como una gran ciudad. Sus calles están bordeadas de pequeños árboles, y aunque la mayoría de los edificios son altos, el ambiente que se respira es claro y amplio. Tenéis que fijaros muy bien, ya que muchos de estos edificios tienen preciosos detalles.

Quizás sea eso lo que más me atrae de Orense, el hecho de que no tiene tantos edificios grandiosos, sino pequeños detalles que hay que ir descubriendo poco a poco. A esto nos ayuda el que la mayoría de estos edificios se conserven en muy buen estado.

Si os gusta la arquitectura y la historia, Orense es un destino ideal. Ofrece ejemplos del románico, del gótico, del neoclásico, del barroco, además de edificios civiles de cuidado detalle. Orense también posee algunas de las plazas más bonitas de Galicia. A muchas de ellas se accede a través de amplias escalinatas que hace que la vayamos viendo poco a poco, un efecto óptico que me encanta de Orense.

Muchos de los edificios tienen los clásicos soportales gallegos, para poder visitar la ciudad tanto si llueve como si hace mucho calor. Y es que las esquinas de Orense, al doblarlas, pueden trasladarnos a varios siglos atrás. Fachadas góticas, plazas pintorescas, el centro histórico de Orense es uno de los tesoros ocultos de Galicia que tenemos que conocer.

MÁS INFORMACIÓN

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: , ,

Categorias: Orense, Viajar por España



Deja tu comentario