Celebrar la Navidad en Europa

Casa rural el Tornero

Llega la esperada, por muchos, Navidad. Una fecha encantadora en la que cualquier ciudad cuenta con un encanto especial. La decoración, las luces, el olor a galletas recién hechas, los calditos calentitos y con suerte, la nieve.

Muchos de vosotros os estaréis estrujando la cabeza por encontrar algún lugar en el que pasar vuestras próximas vacaciones (sea en la semana de Nochebuena o en la de Fin de Año). Pues bien, hoy os traemos tres opciones. Muy diferentes entre ellas pero todas realmente atractivas.

¿Qué os parecería pasar las Navidades en París? Una ciudad tan romántica queda completamente espectacular con una decoración navideña. Calles coronadas con luces de colores, adornos navideños por doquier, mercaditos en cualquier esquina y ese frío tan típico de esta zona, que hace que la visión de todas estas señales inequívocas de que ya es Navidad, sean apreciadas con mayor fervor.

¿Quién puede resistirse a unos Campos Elíseos completamente iluminados? Como si eso fuera poco para enamorar al turista, se suele colocar un kilométrico mercado navideño en ambas aceras de la avenida, sin lugar a dudas una de las partes más espectaculares de la ciudad durante estas fechas.

Pero si hablamos de decoración, no podemos olvidarnos del centro comercial Lafayette, que si ya de por sí es visitado, en estas fechas los turistas y residentes se agolpan en sus escaparates para poder apreciar la belleza de sus adornos.

Aunque sea fácil dejarse llevar por el encanto navideño de París en Navidad, no hay que olvidar que sigue contando con las mismas visitas que siempre, eso sí, quizá con mayor encanto ¿Os imagináis la maravillosa vista navideña encima de la Torre Eiffel?

No os olvidéis de visitar Eurodisney, incluso aunque penséis que sois demasiado mayores para parques de atracciones temáticos. Visitar este en concreto durante estas fechas nos hará retroceder en el tiempo y nos convertirá en auténticos infantes nuevamente.

Otro de nuestros destinos favoritos en invierno es Londres, un lugar en el que es completamente imposible aburrirse.

Evidentemente la decoración de esta ciudad en estas fechas es ya un reclamo de por sí, puesto que nada tiene que envidiar a la de París. Pero es que además, las ofertas de turismo y ocio se amplían de manera increíble en esta gran ciudad.

Podemos disfrutar así de una atracción llamada Winter Wonderland en Hyde Park, una especie de museo con más de 500 esculturas de hielo. Además ahí tendremos la oportunidad de meternos en unos patines y disfrutar de la pista de hielo, la mayor al aire libre de todo Reino Unido.

Además hay que destacar que este año contamos con una atracción nueva; y es que se estrena en Sadlers Wells el ballet de la Bella Durmiente, representándose junto con otros clásicos como Hansel y Gretel o The Snowman.

Por último, y teniendo en cuenta que muchos este año no contamos con todo el presupuesto que nos gustaría, destacamos una opción tan o más válida que las anteriores. Pasar la Navidad en una casa rural.

Esto es algo que cada vez se impone con mayor fuerza en nuestro país; y es que, teniendo en cuenta la gran cantidad de casas rurales que se aglutinan en las zonas montañosas de la Península, y lo barato que puede salir si nos juntamos muchos así como lo divertido que suele ser este tipo de experiencias, no es de extrañar que cada año sean más los que se apunten a la opción casa en la montaña, chimenea, muchos juegos de mesa y una buena reserva de bebida y comida.

Otros enlaces de interés:

Foto vía: cimarural

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Viajar por Europa



Deja tu comentario