El sagrado templo de las ratas

templo de las Ratas

Hoy viajaremos a uno de esos lugares increíbles. Esta vez nada tiene que ver con accidentes de la naturaleza y a pesar de que la construcción en sí también sea digna de mención, al tratarse de un templo, lo cierto es que la particularidad de este lugar que hoy destacamos reside en sus “habitantes”. ¿Os imagináis un templo en el que se venera a más de 20.000 ratas que campan a sus anchas? Existe, es el templo de las ratas.

Situado a 30 kilómetros al sur de Bikaner, en la ciudad de Deshnok, encontramos este particular rincón sagrado. Un lugar en el que las ratas han encontrado un verdadero paraíso, y en el que por tanto la comunidad es de un número bastante considerable.

Construido por el mismísimo Maharaja Ganga Shing a principios del siglo XX, estel templo hace honor a la diosa hindú Durga. Según las creencias, esta diosa se rencarnó en Karni Mata, y las ratas son la rencarnación de los Sedhu, que no son otra cosa que los seguidores de Karni Mata. Además, se piensa que la misma diosa y su familia más directa se rencarna en las ratas blancas. Por este motivo cuando uno de estos ejemplares se ve dentro del templo es un buen augurio para el pueblo

El templo está completamente tomado por los roedores que disfrutan de una vida palaciega con fieles que los alimentan debidamente con leche y otros alimentos. Además, las estancias están completamente conectadas por pequeñas grutas que son usadas por estos animales. Un verdadero laberinto de ratas.

Cabe destacar que si llegamos hasta este templo nos veremos en la obligación de entrar descalzos (como en la mayoría de templos de la zona), esto no será agradable para los más aprensivos ya que aunque existe personal que intenta barrer y limpiar constantemente los excrementos de las ratas, lo cierto es que el suelo del templo no está muy limpio.

Aunque nos parezca extraño, este lugar cuenta con un gran número de fervientes seguidores que realizan anualmente miles de peregrinaciones. La devoción es tal, que si alguien mata accidentalmente a uno de estos animales deberá remplazarlo por una réplica de oro de forma inmediata.

Sin duda alguna, el templo de las ratas es  un lugar bastante curioso al que deberemos acceder con el estomago bastante asentado. No apto para aprensivos que no puedan ni imaginar que una rata pueda pasar por encima de sus pies con total libertad.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: India, Lugares increibles



Deja tu comentario