Museo Memorial de la Paz, en Hiroshima

Museo memorial de la Paz

Una de las ciudades japonesas que sin dudas conoces, por lo menos de nombre si no eres aficionado a Japón, es Hiroshima. Es una de las únicas dos ciudades atomizadas en el mundo, es decir, afectadas por una bomba atómica y cuando uno pasea por sus modernas calles no puede evitar maravillarse de su rápida reconstrucción. La visita obligada es el Museo Memorial de la Paz que está dentro del parque del mismo nombre, en la zona central de esta ciudad.

El parque que lo rodea y que debes atravesar para llegar hasta el edificio está surcado de senderos con placas, alguna escultura y la famosa Campana de la Paz. La escultura que mas acongoja es la de la niña Sadako, una de las víctimas de la radiación que, enferma, hacía grullas de papel desde la cama del hospital. En su recuerdo es costumbre que los niños de las escuelas dejen guirnaldas de grullas a los pies de esta escultura. También en el parque puedes ver la postal más clásica de Hiroshima, lo que queda de un edifico municipal, una de las pocas estructuras que se mantuvieron en pie después de la explosión, hoy Patrimonio de la Humanidad.

Pero el destino final del camino es el moderno edificio que mira hacia la Flama Eterna que nunca se apaga y en torno a la cual cada mes de agosto tiene la ceremonia correspondiente al aniversario de la bomba. Antes de ella esta zona era el centro económico y político de Hiroshima y así, cuatro años después de ella se decidió que debía construirse un memorial-museo. Hay dos edificios que nos permiten conocer la historia de la ciudad y la tragedia de la bomba que cayó el 6 de agosto de 1945.

Dentro puedes ver una enorme maqueta con la ciudad y la bomba, muchas fotografías, audios y vídeos. El recorrido te lleva de sala en sala y con luces y sonidos especiales es como que te acercas más a la tragedia. Objetos retorcidos, fotos de las víctimas y evidencia médica de los estragos de la radiación te van apesadumbrando a medida que avanzas y creo yo que eso hace bien porque de allí sales convencido de que ese tipo de bombas es una peste terrible. Entre el museo y el edificio Patrimonio Mundial se encuentra el Cenotafio de las Víctimas, una tumba con arco con el registro escrito de todos sus nombres, alrededor de 220 mil.

Información práctica:

. Horarios: abre de 8:30am a 6pm, todos los días menos el 29 de diciembre y el 1 de enero.

. Precio: 50 yenes.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Japon



Deja tu comentario