Gernika, tradición, Historia y Naturaleza

Gernika

La historia de Gernika, tristemente marcada por el primer bombardeo indiscriminado contra la población civil de la Guerra Civil Española y que tan bien reflejó un artista como Picasso en su cuadro más famoso, se transforma en sí misma en atractivo turístico para visitar este pueblo situado en la provincia de Bizkaia.

Símbolo del sufrimiento que supone una guerra civil así como de las instituciones vascas, en Gernika se puede comenzar visitando Foruen plaza o la plaza de los fueros, presidida por una estatua del conde don Tello (fundador de la ciudad) y flanqueada por el edificio del Ayuntamiento.

Siguiendo por la calle Artekale, nos encontraremos con los jardines del Ferial, la fuente de Ursolo y con la estela que recuerda el trágico bombardeo. Encima de la estela nos podemos acercar a la plaza Pasileluko por donde se sube hasta el recinto de la Casa de Juntas, recinto que es todo un símbolo de las instituciones vascas. En este recinto nos encontraremos con la iglesia de Santa María de la Antigua, hoy convertida en sede de las Juntas Generales de Bizkaia y con el jardín que alberga el famoso Árbol de Gernika, en torno al cual se juraban los antiguos fueros y libertades de los ciudadanos vascos.

Pero Gernika también tiene un atractivo natural. La desembocadura del Río Oka, en el Parque Natural de Urdaibai es una zona de marjales donde se refugian miles de aves y que es reconocida como Reserva de la Biosfera por la Unesco. La desembocadura forma un estuario con amplios arenales al lado de los cuales se puede pasear durante unos 4 kilómetros. Es un bello paseo para los que les gusta pasear en la naturaleza más pura, con fauna y flora autóctona y apenas tocada por la mano del hombre.

Urdaibai

En fin, viajar a Gernika puede ser una buena opción para conocer algo de la trágica historia de este pueblo y para conocer de cerca las tradiciones vascas. Su paisaje natural, no sólo reflejado en el Parque Natural de Urdaibai sino que en todo su entorno boscoso también nos llamará la atención que nos hará entender el carácter cerrado y a la vez abierto de sus gentes. Además, podemos completar nuestras viajes visitando varios museos enmarcados en la zona, así como visitando pueblos de alrededor donde la vida tradicional pescadera no ha sufrido grandes cambios durante el último siglo.

Para alojarse, además, hay algunos hoteles rurales en el País Vasco que os saldrán muy económicos, no sólo en la propia Gernika, sino además en algunas poblaciones de los alrededores.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: , ,

Categorias: Pais Vasco, Viajar por España, Vizcaya



Deja tu comentario