Cabo Polonio, donde el estrés no existe

Playas desiertas, atardeceres mágicos, la melodía del mar y la paz que produce estar lejos de la civilización. Todo esto y más se encuentra en el Cabo Polonio, uno de los pocos lugares de la costa de Rocha, en la República Oriental del Uruguay, donde no llega el agua corriente, la luz eléctrica ni el teléfono. Ranchos rústicos, almacenes sencillos, colonias de lobos marinos, un viejo faro y turistas curiosos es lo que hace del Cabo Polonio el lugar ideal para sacudirse el estrés que provocan las metrópolis.

cabo polonio

La leyenda dice que un navío de Cádiz llamado “El Polonio”, golpeado por terrible tormenta, naufragó en las rocas del cabo la noche del 31 de enero de 1735, dándole su nombre al lugar. Cabo Polonio fue, desde que se convirtió en un asentamiento estable de navegantes y pescadores, el escenario de varias tragedias en alta mar, lo que llevó a la instalación del faro en el año 1881. De hecho, ya en 1516 un marino español protagonizó el primer naufragio del que se tiene noticias y a él se le debe el nombre de Torres al conjunto de islas que se encuentran frene al cabo: las islas La Rasa, La Encantada y el Islote. Estas islas albergan desde hace cientos de años una colonia de lobos marinos que en la actualidad es la mayor del Uruguay y una de las más importantes del mundo.
Lo que comenzó siendo una pequeña aldea de pescadores, se fue convirtiendo en un lugar donde, además de la pesca, crecieron actividades artesanales y relacionadas con el turismo. La cercanía con Valizas y Aguas Dulces, dos balnearios de mucho más fácil acceso, hace que Cabo Polonio sea un atractivo turístico para visitar desde estas dos últimas; sin embargo, esta pequeña población tiene todo para organizar una estadía. La estación ideal para conocerlo es la primavera, ya que las temperaturas son agradables y no superan los 25 º C.
Cálidas y tranquilas playas, la presencia del viejo faro y los puestos de artesanías locales hacen del Cabo Polonio un sitio perfecto para pasar el día. Durante la noche, el pequeño pueblo se viste de velas y faroles que muestran su luz hasta el comienzo de la madrugada. Al no contar con el servicio de corriente eléctrica convencional, algunas construcciones tienen paneles fotovoltaico en el techo para abastecerse de energía solar o un pequeño molino que convierta en corriente la energía eólica para tener bebidas frías y comida refrigerada en heladeras. Por estos detalles curiosos, y por su paisaje único, Cabo Polonio es uno de esos sitios en el mundo que encanta y relaja a todo aquel que lo visite, y donde muchos han elegido quedarse para siempre.

cabo polonio

Para disfrutar
*Los amaneceres en la playa de La Calavera y los atardeceres en la playa Sur son inolvidables, las rocas junto al faro es otro lugar recomendable para verlos.
*En las rocas que se encuentran a la derecha del faro pueden observarse a los lobos marinos, tendidos al sol en sus imperturbables siestas.
*Las dunas móviles del Polonio tienen casi 40 km2 de extensión, algunas superan los 30 metros de altura y se desplazan movidas por el fuerte viento Pampero a razón de 5 metros por año.
*Desde el pueblo salen excursiones al monte de los ombúes que se encuentra en las márgenes de la laguna de Castillos. Estos bosques únicos en su especie, están formados por árboles de 200 y 300 años.
*Al este del Cabo se encuentra el Cerro de la Buena Vista que con 58 metros sobre el nivel del mar es la altura más prominente de la zona. Desde allí se alcanza a ver la laguna de Castillos, las playas y las islas de Torres.
*El Polonio tiene kilómetros de playas deshabitadas que nos invitan a las largas caminatas disfrutando del mar, el sol y el aire marino.
*Por las noches hay algunos ranchos que funcionan como pubs, con generadores de luz eléctricas a combustible, en ellos se puede escuchar música, bailar, tomar algo y hacer amigos.
*El faro es otro de los atractivos del Polonio. Se lo puede visitar de día y subir hasta su parte más alta y ver su mecanismo que data del tiempo en que fue inaugurado. También mediante un telescopio observar las islas de Torres donde lo lobos marinos se encuentran en gran número.

Aislado del resto del mundo, el Cabo Polonio es uno de esos lugares en que el tiempo parece estar detenido. La brisa marina, el constante romper de las olas en las rocas, las blancas dunas, los ocasos maravillosos y la amabilidad de sus habitantes hacen del Cabo un lugar ideal para contemplar la naturaleza y olvidarse de la vida metropolitana.

cabo polonio

¿Cómo llegar?
Cabo Polonio
está ubicado a 150 kilómetros de la península de Punta del Este, sitio turístico de Uruguay por excelencia. En el Km. 264 de la ruta 10 está la entrada al cabo. También se puede llegar hasta allí en autobús desde Montevideo, Valizas o Castillos, o bien en auto, que debe dejarse en estacionamientos junto a la ruta. A partir de allí debe seguirse camino en jeeps o camionetas de empresas autorizadas para ingresar al Cabo, el viaje dura unos 30 minutos aprox.

Alojamiento
En el Cabo Polonio no está permitido acampar con carpa, tampoco se permite la entrada de automóviles particulares, ni casas rodantes. Por lo que las posibilidades son dos. El alquiler de ranchos o algunas de las dos hosterías que ofrecen todos los servicios. Los ranchos son de condiciones y precios variados, según las comodidades, distancia al centro del poblado y la demanda de temporada.

Más información
Cabo Polonio sitio web

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Playas, Pueblos con encanto, Uruguay, Viajar por América



Comentarios (1)

  1. catalina dice:

    el caboo es lo maaaas!!!!!
    yo tengooo un rancho9 secaa de las dunaas desdee q naciii!!!
    la verdad q no hay palabraaas paraaaaaa expresaaar esteee lugaaar cn tantaaa magiaaaa!!!!!!

Deja tu comentario