Londres, visitas principales, parte I

Palacio de Buckingham

Palacio de Buckingham

Es imposible ver Londres en un sólo día, está claro. Pero a veces por la combinación de nuestros vuelos, tenemos que pasar ese tiempo en la capital inglesa. Es lo que me ocurrió a mí, que tuve que hacer una escala en Londres para salir al día siguiente hacia mi próximo destino. Tenía un sólo día, escaso, pero al fin y al cabo, un día en el que podría hacer al menos un tour panorámico por la ciudad.

Tampoco me gustan los tour panorámicos contratados en los que ni tan siquiera puedes bajarte del autobús, así que me decidí a patear Londres a pie. Y mi paseo comenzó en la estación Victoria, a la que se llega en el Express si tu aeropuerto de llegada es Gatwick.

Junto a ella se encuentra Buckingham Palace Road. Como su nombre indica, esta calle os llevará directamente hasta el Palacio de Buckingham. Andando se encuentra a unos 30 minutos de la estación. El que es vivienda oficial de la Reina de Inglaterra, es sede real desde mediados del siglo XIX, pero su gran atracción turística es el cambio de guardia que se produce a las 11,30 h. de cada día de verano. Frente al Palacio se encuentra el Queen Victoria Memorial, un monumento construido en mármol blanco que utiliza bellas simbología de la verdad, la caridad, la perseverancia, la justicia, la paz, el arte, la cultura, el progreso, la ciencia y la agricultura.

Seguimos nuestro paseo por la avenida que hay justo enfrente, The Mall, que atraviesa St. James Park y que acaba en el Arco del Almirantazgo, del año 1911 y estilo clásico. Lo ideal es cruzar St. James Park por los senderos que hay en el mismo parque y que pasa entre lagos, arboles y cisnes. Desde ahí tendréis la primera vista del Big Ben que asoma más allá de los árboles. Más allá del espectacular Arco se encuentra la populosa Trafalgar Square donde se reúnen los londinenses para celebrar los eventos especiales.

Preside Trafalgar Square la soberbia columna de Nelson, de 52 metros de altura. en recuerdo a la victoria inglesa sobre franceses y españoles en la batalla de Trafalgar.

Desde Trafalgar Square podemos bajar por Whitehall Street que se continúa con Parlament Street, una bellísima avenida repleta de estatuas dedicadas a militares de renombre y con elegantes edificios clásicos a cada lado destinados a edificios públicos. A la mitad, se encuentra en una bocacalle el famoso nº 10 de Downing Street, residencia oficial del Primer Ministro británico.

Big Ben y Casas del Parlamento

Big Ben y Casas del Parlamento

Quizás el momento más espectacular de nuestra rápida visita a Londres sea ese mágico momento de llegar al final de Parlament Street y girarnos hacia el Puente de Westminter. El primer impacto visual que se recibe es impresionante. Frente a nuestros ojos, al otro lado de la calle, se levanta majestuoso el Big Ben. Es, sencillamente, una auténtica obra de arte. El big ben es la campana que preside la principal Torre del Parlamento, un edificio de estilo neogótico que alberga las dos cámaras del Parlamento: la de los Lores y la de los Comunes. En su Torre del Reloj se encuentra el conocido Big Ben, una campana de 13 toneladas que fue llevada a Londres en 1858.

Nuestros siguientes pasos nos llevarán a la riviera sur del Támesis, donde nos encontraremos primeramente con la London Eye

Continúa con nuestor viaje en… Londres en un día

Imprimir

Categorias: Reino Unido, Viajar por Europa



También te interesará...

Deja tu comentario