Broken Heads, paraíso australiano

Broken Heads es uno de los lugares escondidos de la costa norte del Estado de New South Wales, Australia, repleto de secretos escondidos que aún muchos australianos desconocen; playas completamente desiertas, aguas azules o vegetación abundante en reservas forestales estatales son sus principales alicientes.

Espectacular playa de Broken Heads

Pueblo de 100 habitantes, Broken Heads está al final de la playa, a la izquierda del Faro de Byron Bay; el estar dentro de una reserva forestal limitó su crecimiento, frenando el avance de la construcción de casas.

Los visitantes de Sydney deberán tomar la ruta de Ballina, dirección a Byron Bay; el acceso a Broken Heads esta a unos 12 kilómetros de Byron Bay, a través de una difícil calle pavimentada. Al llegar a Byron Bay la señalización de sus calles facilita el desplazarse; si no, los habitantes de Broken Heads le atenderán encantados.

Surf en Broken Heads

El pueblo no tiene alojamientos; sólo están el Camping y el Caravan Park que tiene la playa próxima. Cualquier provisión, bebida o articulo se puede comprar en una tienda pequeña, a mitad de camino entre Byron Bay y Broken Heads o en el propio Byron Bay.

Probablemente Broken Heads sea uno de los mejores sitios para no hacer nada; nada relacionado con gastar o nada relacionado con ganar dinero. En este lugar el mundo lo
Las noches claras con el fulgor de las estrellas en la bóveda celestre o el brillo del faro de Byron Bay con su irregular intermitencia se completan con las olas del mar que acompañan de esta forma con el sonido de la escena.

Se precisa tener licencia si se quiere pescar, además de seguir el Límite de Bolsa (mínimo y máximo de números y tamaños de las especies a pescar estipuladas por las autoridades).

El Faro de Byron Bay

Durante el día, la mejor actividad, el sol de la playa; se recomienda un protector alto por el problema del ozono en Australia. El Parque Nacional tiene frondosos bosques; basta con seguir la vereda entrando al océano y dándole un toque paradisíaco al lugar.

La playa que tiene el camping comienza en el camino que va hacia el bosque y transcurre hasta el otro lado de la colina, donde encontraremos playas siempre desiertas. El camino sigue cada punto del océano; según las lluvias en esta región el mejor consejo es llevar suministro de agua propio.

Tras los dos islotes considerados como sagrados por los indígenas, fabulosas olas esperan a los aficionados del surf. La historia habla de dos hermanas gemelas que decidieron ir a nadar en el océano, desobedeciendo a sus padres. Se ahogaron por el temporal del océano. Los espíritus se transformaron en dos islas, una próxima a la otra, para recordárselo a las próximas generaciones. En Broken Heads, en lo más profundo de la arena y la roca, rompe la ola. Prácticamente todo el año las olas en Broken Heads son magníficas, por lo que ver a surfistas de Byron Bay y de otras ciudades próximas es habitual.

En Broken Heads se puede adorar la naturaleza, el descanso, la meditación y el amor.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Australia, Viajar por Oceanía



Deja tu comentario