La cascada del Pailón del Diablo, en Ecuador

Cascada del Pailon del Diablo en Ecuador

Limitando al norte con Colombia, al sur y al este con Perú y al oeste con el vasto océano Pacífico hay un pequeño estado sudamericano: Ecuador. Esta república multiétnica situada en la latitud 0 es un país de enorme riqueza cultural, arqueológica y natural y aunque algunos de sus vecinos reciben más visitas turísticas estando cerca deberíamos no dejarlo fuera de nuestro recorrido.

Quito es su ciudad capital y es el lugar para observar esta diversidad cultural y la herencia de tiempos antiguos, coloniales y precolombinos, pero el interior de Ecuador es de una belleza natural sorprendente y de hecho, a pesar de ser el país sudamericano más pequeño, es el que tiene una mayor biodiversidad por m2 de todo el continente.

A 3 kilómetros al sur de Quito se encuentra Baños de Agua Santa, una de las ciudades más turísticas detrás de la capital, construida sobre las faldas del volcán Tungurahua. Es el sitio indicado para hacer ecoturismo y toda clase de deportes extremos: canoa, puenting, mountain bike, rafting, etc. Hay piscinas termales, está el mismo volcán activo que puede visitarse y una serie de cascadas hermosas, entre ellas el Pailón del Diablo.

Cascada del Pailon del Diablo en Ecuador

¿Por qué se llama así?… Por una extraña forma que tiene una de las rocas de la cascada. Si uno se detiene en el puente colgante y la observa con atención descubre el rostro del Diablo tallada en ella. La cascada tiene tres saltos de agua y debido a la fuerza con la que cae el agua forman un gigantesco remolino y hacen de ella uno de los 10 saltos más grandes de toda la región.

Esta cascada está a 18 km de Baños, tiene el agua transparente pero en la zona del Pailón propiamente dicha ésta adquiere un hermoso tono turquesa. La cascada mide unos 80 metros de alto y la temperatura del agua es ideal: 23ºC. Hay un sendero señalizado con orquídeas, plantas semi selváticas y hortensias que llega hasta el punte colgante y que permite detenerse al filo mismo del salto de agua. Hay un mirador envuelto en bruma y con atención podemos ver la fauna del lugar: pumas, jaguares, patos, gaviotas, colibríes.

Eso sí, a la hora de conocer la Cascada del Pailón del Diablo lleva ropa cómoda, repelente, binoculares y protector solar.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Ecuador, Viajar por América



Comentarios (3)

  1. hola, me parece extraoredinario, tanta belleza natural que gracias a Dios aun no ha destruido la mano asesina del hombre, espero algun dia visitar. me encanta hacer tour para conocer estas maravillas, continuen promocionado estos lugares.

  2. Grace dice:

    Hermoso, para tener en cuenta

  3. victor castillo v. dice:

    Simplemente extraordinario, está para visitarlo y disfrutar de esas maravillosas vistas….

Deja tu comentario