El Pogost de Kizhi, maravilla en Rusia

El Pogost de Kizhi, en Rusia

Kizhi es una de las muchas islas que salpican las aguas del Lago Onega, en Karelia, Rusia. Allí fue construido un complejo arquitectónico conocido como el Pogost de Kizhi, compuesto de dos iglesias de madera y una torre octogonal, las tres de madera, edificadas en 1862.

Los carpinteros que se encargaron de estas verdaderas obras de arte supieron crear un estilo visionario que, por otra parte, hace gala de la historia de la arquitectura rusa, y que en su conjunto genera un espacio armónico y convive magníficamente con la naturaleza de los paisajes que rodean al lugar.

Kizhi es, como puede imaginarse, uno de los destinos más visitados de toda Rusia. Con apenas 7 kilómetros de largo y medio kilómetro de ancho, esta isla forma parte de un conjunto total de 5 mil islas, muchas de ellas tanto o más pequeñas. En 1990, los monumentos de Kizhi fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Actualmente, puede decirse sin temor a exagerar que Kizhi es un museo al aire libre. Además de sus dos iglesias y de la torre del reloj contemplados por la Unesco, la isla es hogar de innumerables edificios de madera, molinos, capillas, y en sus dos pequeños pueblos habitan pescadores que dan la atmósfera auténtica al lugar.

La vista más conocida y atrapante de la isla es la Iglesia de la Transfiguración (o Iglesia de verano) del año 1714, con un techo compuesto por 22 cúpulas bellísimas e inconfundibles. La otra iglesia, más pequeña, pero con 9 cúpulas, es la Iglesia de la Intercesión, también conocida como la Iglesia de invierno, edificada en 1764.

La torre del reloj, más joven, fue erigida en 1874, y en su construcción se utilizó el mismo método que en las obras de las dos iglesias: troncos de madera ubicados horizontalmente, cubiertos por tablas de madera que los dejan fuera de la vista.

Foto Vía: Khizi Museum

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Especiales de Turismo, Patrimonio de la Humanidad, Rusia, Viajar por Europa



Deja tu comentario