Monsanto, la ciudad más portuguesa de Portugal

Cuando preparas un viaje a otro país intentas sobre todo no dejarte ni un sólo detalle de aquellos lugares que ya conoces de oídas y te prometes a ti mismo no faltar a su visita. Muchas veces el hecho de acudir con denuedo a la llamada turística de esos lugares tan conocidos te impide descubrir por ti mismo la sorpresa que resultaría de encontrar un rincón en ese país que no habías oído mencionar nunca. Esto es lo que nos ocurriría si nos hablaran de viajar hasta Portugal y en concreto a la pequeña ciudad de Monsanto, la que en 1938 fue votada como la ciudad más portuguesa del país.

Monsanto

Monsanto se eleva sobre la ladera de una colina, el Monte Santo, y alcanza una altura de casi 1000 metros. La belleza y monumentalidad de este lugar radica en el hecho de que se construyera sobre la propia colina, un lugar inundado de rocas graníticas donde resultaba casi imposible poder ubicar un núcleo humano. El pueblo se extiende bajando la abrupta ladera en una sucesión interminable de casas.

Adentrarnos en el centro de la ciudad es visitar un entramado de empinadas callejuelas de piedra. El bello paisaje de rocas y árboles que rodea la ciudad nos deja ver la Iglesia Mayor, del siglo XV. Su interior es realmente precioso, con un retablo trabajado con la técnica del pan de oro que nos llamará poderosamente la atención. Saliendo de la iglesia por la puerta de atrás nos encontramos con la Rua da Chapela, con el monumento a la Picota y la Pousada de Monsanto, antiguo lugar de alojamiento de los mercaderes portugueses que atravesaban la frontera con España.

Junto a la Picota se abre otra recoleta plaza, la de la Misericordia, que alberga la iglesia del mismo nombre, bajo un aspecto sombrío de piedra y silencio. Las mejores vistas de la ciudad y el enclave que la rodea las podemos hacer subiendo a la Torre del Reloj de la Misericordia. Desde allí bajaremos por la angosta Rua do Relogio para llegar a la Capilla de San Antonio, del siglo XVI. De esta capilla parten dos calles empinadas, de las cuales tomaremos la de la derecha, la Calle Quebrada Santa, que nos lleva a la Fuente do Ferreiro, donde una placa nos recuerda que el agua de esta fuente ha quitado la sed de muchos reyes y príncipes.

Rua do Relogio

Subiremos ahora otra más de las calles empinadas de la ciudad, dejando atrás la Gruta del Forno, para llegar al Mirador de Monsanto, un balcón abierto a la pradera desde donde contemplar la efigie de la ciudad sobre los riscos de la colina. Desde ahí nos dirigiremos al cercano Castillo de Monsanto. El Castillo tiene dos puertas, la Puerta de la Traición y la Puerta Principal. El Castillo, al igual que el pueblo, se levanta de manera irregular, escarpado sobre la roca. Dentro del Castillo visitaremos la Iglesia de Maria do Castelo, donde en mayo se celebra la Fiesta de la Santa Cruz. En esta fiesta, las mujeres de Monsanto llevan hasta la iglesia las populares marafonas, o muñecas de trapo, junto con jarras de barro llenas de flores, flores que se arrojan desde el Castillo.

Fuera de los muros del Castillo se encuentra la Capilla de San Juan y la de San Miguel. Éste último es un edificio románico del siglo XII. Bajaremos de nuevo a Monsanto a través de la Plaza Pelourinho, pasando por la Torre Lucano y la Oficina de Turismo de la ciudad. Desde aquí ya sólo nos queda ver la Plaza de la Cruz, con la hermosa casa nobiliaria de la familia Pinheiro, del siglo XVIII, y la Fonte Nova en medio de la plaza. Un poco más adelante hallaremos la Capilla del Espíritu Santo, de estilo renacentista del siglo XVI, con un pequeño campanario sobre el arco de San Sebastián.

Monsanto es pues un precioso lugar que no debéis dejar de visitar si hacéis un recorrido por Portugal. Un lugar mágico, de paisajes sombríos pero hermosos. Las vistas de la ciudad os maravillarán pues su situación geográfica es realmente deslumbrante. Y callejear por sus estrechas callejuelas empinadas, completamente empedradas, y descubrir el silencio y la tranquilidad de vivir en un lugar como éste. Seguro que no os arrepentiréis.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Portugal, Viajar por Europa



Comentarios (9)

  1. valentina dice:

    Gosto da foto ali esta a casa da tia gracinda y ou frente o resturante peticos y granitos

  2. é difícil de esquecer Senhor sao Joa alla mosanto em Portugal no momento em que você me perguntou como poderoso Tood Deus e tomar conta de você muito feliz de saber se seu filho Pedro e Regina, é bom se lembrar de viver eternamente grato pelo seu apoio. .. o Mejer restaruante de mosanto chamado Petisco e granito, que pode ler o convidar para o melhor da aldeia mosanto portugal …. quem escreve Noris Rodriguez

  3. ana lopez dice:

    Diossssssssssss, parece el paraiso… !!!

    Que majestuoso y que dicha deben sentir sus habitantes de estar en esa paz y tranquilidad.

    UN paraiso en la tierra.. verdaderamente.

  4. Adolfoss dice:

    Si os interesa me dáis una dirección de correo y os mando un vídeo maravilloso sobre Monsanto que he recibido recientmente.
    Es algo maravilloso y hasta da envidia y, por otra parte pena que estas maravillas sean tan desconocidas.

  5. luis dice:

    Hola, Aprovechando esa invitacion que haces, me gustaria que me enviaras ese video que haces referencia.
    Gracias

Deja tu comentario