Los mejores y mas tipicos restaurantes de Pekin

Quanjude Roast Duck

No sé si lo que vamos a decir resulta casi un sacrilegio o no, pero eso de ir a China y no pararse en alguno de sus restaurantes a probar el exquisito y típico pato chino, resulta un delito turístico en toda regla. Seguro que no se os ha pasado por alto la Gran Muralla China, o el Palacio de Verano, ¿verdad?. Pues al pato chino casi le vamos a dar hoy la misma consideración.

En Pekín no debéis perderos el Restaurante Quanjude Roasted Duck, en el número 32 de Quianmen Dajie. Sólo con deciros que es el restaurante de pato asado más grande de Pekín, ya casi está dicho todo, ¿no?. Podéis sentaros en cualquiera de sus 41 salas a degustar esta excelencia china. Tiene capacidad para dos mil comensales, sitio de sobra.

Para preparar un buen pato asado, en Quanjude toman como referencia la calidad del propio pato y la elaboración en el horno. El tostado del pato es esencial para que tenga un dorado exclusivo. La piel del pato debe quedar suave y crujiente a la vez, condimentos indispensables que aquí hacen casi como en ningún otro lugar del mundo.

En cualquier guía de buenos restaurantes de Pekín no puede faltar The Courtyard, situado en la Ciudad Prohibida. Allí se disfruta de una comida excelente, y unas vistas maravillosas. La decoración también es bastante lujosa, e incluso en la parte baja cuentan hasta con una galería de arte. Eso sí, estos ingredientes hay que pagarlos, por lo que es un restaurante, aunque muy romántico, bastante caro.

En Pekín también tenemos el Restaurante Fangshan, situado en el Parque Bei Hai, al noroeste de la ciudad, en un edificio antiguo. Aquí la cocina tira más por lo imperial, con platos y postres basados en las recetas de la cocina imperial Qing. A decir verdad, cuando llegas aquello no parece en sí un restaurante, si no fuera por las lámparas rojas que hay colgadas a la entrada.

Pero, aunque parezca un sitio repujado y muy caro, no lo es en absoluto, ya que la cena nos podría salir por unos veinte dólares por persona. Vale la pena entrar y probar, además del pato asado, las aletas de tiburón. Os impresionará comer en sus salones, decorados exquisitamente, como si estuviéramos cenando en casa del emperador.

Restaurante Li Family

Si preferís algo similar pero menos ostentoso, algo más íntimo, tenemos el Restaurante Li Family, quienes también preparan sus platos con recetas de la dinastía Qing. Eso sí, no os dejéis llevar por el aspecto exterior, nada que ver con los restaurantes anteriores. Aún así, siempre suele estar lleno, por lo que hay que reservar mesa con antelación.

Parece increíble que un lugar como este, de aspecto familiar y nada ostentoso, tenga tanta fama en la ciudad. Es más, casi todas las guías de viajes de Pekín lo incluyen. Sin embargo, cuando llegas lo que te encuentras es una casa vieja, un restaurante sin carta, en el que vas a comer lo que tienen preparado en la cocina. Pero claro, lo que sale de allí es una maravilla.

Mientras cenas, y ves la decoración tan popular, familiar y sencilla, te preguntas, ¿y aquí han comido celebridades como Bill Gates, el millonario Rockefeller, políticos de renombre y grandes artistas?. Para que veáis que el lujo y la decoración no tienen nada que ver con la calidad de los platos.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: , ,

Categorias: China, Los mejores en su categoria, Restaurantes, Viajar por Asia



Deja tu comentario