Trabajar en un crucero

Crucero en Venecia

Viajar por todo el mundo es, probablemente, uno de los grandes deseos de casi todos. Hay quien espera a que le toque la lotería, hay quien está deseando que llegue un puente para escaparse aunque sea un par de días y hay quien ahorra y ahorra hasta darse el lujo de su vida recorriendo el mundo a sus anchas. Pero también hay quien viaja y además cobra por ello, y para ello solo hay que buscar trabajo en compañías turísticas: trabajar en cruceros, ser azafata (o azafato) de vuelo o mire usted, por qué no, convertirse en piloto.

Solo hay que aplicarse a ello, planteárselo y prepararse, porque como cualquier otro trabajo profesional (y éste lo es) requiere de tener ciertas cualidades y conocimientos básicos para afrontarlo. A fin de cuentas, ya que no todo va a ser jauja, el trabajar en un crucero va a requerir ante todo, sociabilidad y saber tratar a un cliente por lo general siempre exigente. Pero también una mente despierta y muy abierta porque te encontrarás con gente de todo tipo, no solo pasajeros, sino también compañeros de trabajo de diferentes nacionalidades, aquéllos que a fin de cuentas se convertirán en tu familia más cercana durante los días de travesía.

Además, si finalmente te decides por hacer tu vida a bordo de un crucero, debes tener en cuenta que va por temporadas, de modo que no siempre estarás trabajando, aunque eso sí, tendrás un buen sueldo.

Costa Fortuna crucero

Normalmente en los cruceros suelen buscar gente no mayor de 35 años, y en general, por encima de 25. Además exigen cierta formación concreta en el campo para el que te contraten, sea para las cocinas, para la recepción o para las actividades de entretenimiento del barco. Por supuesto también es básico que sepas varios idiomas (al menos dos, claro) y sobre todo, una buena capacidad de adaptación, porque aunque sea llamativo, lo cierto es que es un cambio de vida drástico; recuerda que vas a estar a bordo de un barco, que cuando acabes tus horas de trabajo seguirás a bordo y en tu sitio de trabajo, y quieras que no, cuesta desconectar.

Una vez te decidas, debes dirigirte a una de esas empresas que te forman y ofrecen trabajar en un crucero. Hay bastantes, entre ellas algunas tan conocidas como Royal Caribbean, Pullmantur o Costa Cruceros, pero también otras dedicadas expresamente al tema laboral, como Work on Cruiseships o Cruises Hip Jobs.

Una vez formado/a, optado al puesto y seleccionado, ya solo te faltará una cosa: tu libreta marítima, la DIM o documento de identidad del marino, que tendrás que solicitar en la Capitanía Marítima.

Y entonces, como se suele decir… ¡todos a bordo, que vamos a zarpar!

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: cruceros



También te interesará...

Deja tu comentario