Quebec, ciudad Patrimonio de la Humanidad

Quebec y el Chateau Frontignac

La ciudad de Quebec se encuentra en la parte oriental de Canadá y es la capital de la provincia del mismo nombre. Fue fundada por Samuel de Champlain en 1608, cuenta con 638.000 habitantes considerando el área metropolitana, y su casco antiguo ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad en 1985.

Se encuentra a orillas del río San Lorenzo, rodeando una colina en cuya cima se encuentra el famoso Château Frontenac. Ideal para visitar en cualquier época del año, casi el 100% de su población habla francés y es considerada la cuna de la civilización francesa en América del Norte.

Vistas de Quebec

Vistas de Quebec y del Chateau Frontignac

Una visita a la ciudad debe comenzar por el Viejo Québec, la parte antigua y fortificada de la ciudad, con sus calles empedradas y sinuosas, bordeadas de tiendas, museos y galerías de arte. Aquí podremos seguir la huella de la civilización, desde las fortificaciones y la ciudadela, primeras construcciones defensivas, hasta la Catedral Notre-Dame-de-Québec, la Catedral de la Santísima Trinidad, la capilla de los jesuitas y la Iglesia Presbiteriana San Andrés. Las calles Saint Jean y Saint Luis le otorgan cierto encanto europeo, mientras que por la noche el punto culminante será un recorrido en coche de caballos de paseo.

Quebec es considerada una de las mejores ciudades para la realización de congresos y convenciones; cuenta con grandes espacios como el Centro de Convenciones y el Centro de Exposiciones de la ciudad en ExpoCité; pero también es la sede de importantes encuentros culturales y deportivos, como el impresionante Carnaval de Quebec, la celebración de invierno más grande del mundo y el Festival de Verano de Nueva Francia, dos eventos que ayudan a descubrir lo mucho que la rica cultura de Quebec tiene para ofrecer, o el espectacular festival de fuegos de artificio Grands Feux Loto-Québec que se realiza desde 1994 con un impresionante despliegue de música y pirotecnia.

Casco viejo de Quebec

Casco viejo de Quebec

Si la idea es quedarse, te interesará saber que la ciudad cuenta con una importante oferta de alojamiento para todos los gustos y presupuestos. Es ideal para visitar todo el año: su verano se extiende desde junio hasta septiembre con días luminosos y festivos, y en invierno se imponen los deportes de nieve; la primavera y el verano tienen su propio encanto, con áreas de vida silvestre a pocos minutos de la ciudad, campos de golf y parques nacionales.

Es muy fácil llegar a Québec, por aire o por tierra; su Aeropuerto Internacional Jean Lesage está a sólo 16 Km. del centro de la ciudad a la que llegar por el bulevar Wilfrid-Hamel, la auto ruta Duplessis o el bulevar de la Capitale. Este aeropuerto recibe vuelos directos de las principales ciudades canadienses y de los Estados Unidos, con las que también está conectada por servicios de autobús.

Para saber más sobre el país

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Canadá, Patrimonio de la Humanidad, Viajar por América



Deja tu comentario