El Real Alcázar de Sevilla

Reales Alcazares de Sevilla

A mediados del siglo IX los normandos iniciaron sus correrías y saqueos por España. Bajaron desde Galicia a lo largo del oceáno Atlántico hasta Lisboa, y desde allí pusieron rumbo a Sevilla, donde los musulmanes, al mando de Abderramán II, lograron derrotarlos en la Batalla de Tablada el 11 de noviembre del año 844.

Tras este intento de conquista por parte de las huestes vikingas, el propio Abderramán ordena para la defensa de Sevilla la construcción de un recinto fortificado. Así es como nace la fortaleza de los Reales Alcázares que, más adelante, va tomando forma de residencia real.

Tanto es así que, actualmente, al servir como residencia oficial de los Reyes de España cuando están en Sevilla, está considerado el Palacio Real con uso continuado como residencia real más antiguo del mundo.

Reales Alcazares de Sevilla

La disposición original de fortaleza cambió cuando, tras la conquista cristiano de Fernando III el Santo en 1248, se construyeron diversos palacios y estancias en el interior. Los diferentes monarcas que vivieron en la fortaleza fueron reformándolo a su gusto, ampliando estancias o creando los jardines.

Alfonso X El Sabio construyó el Palacio Gótico, Dos Pedro I de Castilla realizó el palacio mudéjar y del siglo XVI datan las principales reformas de los patios y jardines, al colocarse los naranjos, las palmeras, los pabellones y los estanques.

La entrada a los Reales Alcázares tiene lugar a través de la Puerta del León que se halla en la Plaza del Triunfo, frente a la Catedral. Del interior las visitas imprescindibles serían al Patio de la Montería, el Palacio de Pedro I, el Patio de las Muñecas, el Patio de las Doncellas, el Cuarto del Almirante, el Salón de Embajadores, el Salón de Carlos V, el Salón del Emperador y los Apartamentos Reales.

Reales Alcazares de Sevilla

En el Patio de la Montería se reunían los miembros de la corte antes de salir de caza. Este patio da al de las Doncellas y en el otro extremo al de las Muñecas. De los salones más hermosos hay que destacar el de Embajadores, de una riqueza ornamental impresionante, y el de Carlos V, con las dependencias, salones y capilla de este monarca.

Porque fue precisamente en los Reales Alcázares donde se casó Carlos V con Isabel de Portugal. No perderos tampoco los jardines, considerados de los más bellos de España, y que se sitúan en disposición triangular.

– Información adicional

  • Horarios: Los Reales Alcázares abren de lunes a domingo de 09.30 a 17.00 horas (de octubre a marzo) y hasta las 19.00 horas de abril a septiembre. Cierra los días 1 y 6 de enero, Viernes Santo y 25 de diciembre.

Para seguir visitando en Sevilla…

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Sevilla, Viajar por España



También te interesará...

Deja tu comentario