Qué ver y hacer en Trujillo

Trujillo en Cáceres

Situada 45 kilómetros al este de Cáceres, Trujillo es una de las ciudades más monumentales e históricas de España.

De origen prerromano, con el nombre de Turgalium, la mayoría de sus edificios se construyeron gracias a las riquezas que algunos trujillanos lograron traer de sus aventuras americanas. El oro con el que volvieron valió para levantar enormes casonas y palacios, convirtiendo Trujillo en un enclave de gran monumentalidad.

A esto ya se le añade el legado dejado durante la época musulmana. Trujillo no fue reconquistada hasta 1232 por Fernando III con el nombre de Truxellum. Pero su gran auge se produjo a partir del siglo XVI y los viajes al Nuevo Mundo. Extremadura es tierra de conquistadores. Solo de Trujillo surgieron personajes de la talla de Orellana, Francisco Pizarro, García de Paredes o Francisco de las Casas.

Este legado es el que convierte a Trujillo en uno de los principales destinos turísticos en Extremadura. Junto con Mérida y Cáceres, es una de las ciudades más visitadas de la región. Iglesias, conventos, palacios y casas nobiliarias se extienden por su entramado urbano. Nada mejor que pasear por ella para encontrarnos con cada una de estas joyas.

– VISITAS

– Iglesia de San Martín

Construida entre los siglos XIV al XVI en los estilos gótico y renacentista, se accede a ella a través de una escalinata de la plaza. La fachada principal cuenta con la torre de la campana y un pequeño chapitel con un reloj, que también dispone de campana. Consta de una sola nave y diversas capillas laterales, además de una hermosa sacristía del siglo XVI. Es posiblemente la iglesia más representativa y conocida de la ciudad.

– Iglesia de Santa María la Mayor

Situada en la Plaza de Santa María, fue construida sobre la antigua mezquita en estilo románico en el siglo XIII, aunque tiene varios añadidos góticos del XV y el XVI. Consta de tres naves cubiertas por bóveda de crucería y dos torres, la Nueva y la de Julia junto a la cabecera. En su interior hay que destacar el impresionante retablo mayor de finales del siglo XV y numerosas lápidas de familias como las de Pizarro o Diego García de Paredes. Está declarada Monumento Nacional desde 1943.

– Palacio del Marqués de la Conquista

Se trata de uno de los mejores edificios de arquitectura civil de Trujillo. Fue construido como residencia de Hernando Pizarro en el siglo XVI, aunque su aspecto actual tiene que ver con una restauración llevada a cabo en él en el XVIII. Lleva el nombre del título nobiliario que recibió la familia Pizarro tras la conquista de Perú. A destacar el balcón de la fachada, coronado con un inmenso escudo de armas de Carlos V.

– Palacio de los Duques de San Carlos

Situado a la derecha de la Iglesia de San Martín, este palacio fue construido en el siglo XVI. Desde la década de los 60 es convento de Jerónima, aunque se puede visitar el interior. Nada más franquear su hermosa portada plateresca (fijaros también en el bello balcón esquinado) llegamos al patio central desde el que parten todas las dependencias del palacio. A través de unas escaleras de caracol se sube a los pisos superiores, que cuentan con un magnífico artesonado. A destacar también el claustro del palacio.

– Castillo de Trujillo

Situado en la parte más alta de Trujillo, concretamente en el cerro de la Cabeza del Zorro, este castillo fue construido entre los siglos IX y XII. Destaca por sus imponentes torres cuadradas defensivas, el arco de herradura de la entrada, los aljibes del patio de armas y el recinto amurallado añadido en el siglo XV. Este segundo recinto poseía originalmente siete puertas, y hoy pueden verse hasta 17 torres rectangulares. La Virgen de la Victoria que se venera aquí data del siglo XVI.

– Casa Museo Pizarro

Situada en la Plaza de Santa María, ocupa la antigua casa natal del siglo XV del padre del conquistador, Gonzalo Pizarro. En su interior puede verse una muestra de lo que fue la vida de los Pizarro (planta alta) y la recreación de una vivienda de un hidalgo español del siglo XV (planta baja). La reconstrucción de la época y la historia de la vida de Francisco de Pizarro son los elementos por los que discurre esta casa-museo de gran interés en la ciudad.

– Plaza Mayor

La Plaza Mayor de Trujillo es el corazón y epicentro de la vida de esta ciudad. Comenzó a diseñarse en el siglo XV y actualmente aparece rodeada por algunos de los monumentos más significativos. En el centro de la misma se halla la estatua ecuestre en bronce de Pizarro, erigida en 1929 por Charles Ramsey. Desde allí se aprecian la Iglesia de San Martín, el Palacio de los Duques de San Carlos, el Palacio del Marqués de Piedras Albas o el Palacio del Marqués de la Conquista entre otros.

EXCURSIONES DESDE TRUJILLO

La principal excursión que se hace desde Tujillo es a Cáceres, a media hora en coche hacia el oeste. Pero además de la capital de la provincia, también podemos ir a Plasencia, situada 80 kilómetros al norte, o Montánchez, 40 kilómetros al suroeste. Por esta misma ruta no nos queda muy lejos Mérida, a 90 kilómetros, o Don Benito. Un poco más alejadas se encuentran las comarcas de La Vera o las Hurdes, con sus pequeños pueblos pintorescos. Como paisaje natural, nada mejor que visitar el Parque Nacional de Monfragüe.

CLIMA

El clima de Trujillo es de tipo mediterráneo continentalizado, y se caracteriza por tener inviernos fríos, aunque no extremos, y temperaturas muy calurosas en verano. La media a lo largo del año es de 16 grados. En invierno no se suele bajar de los 2-3 grados, aunque tanto por las mañanas como por las noches hay bastante heladas y temperaturas negativas. En verano, especialmente julio y agosto, se superan los 35 grados. Las lluvias suelen darse en otoño y primavera, con momentos de precipitaciones también en invierno.

COMPRAS

La Plaza Mayor de Trujillo es el epicentro de la vida social de la ciudad, y por tanto uno de los mejores lugares para ir de compras. Las calles aledañas están llenas de tiendas de todo tipo, y en ellas se puede comprar artesanía, cerámica, orfebrería, tallas en madera o piel, bordados, trajes típicos y otros productos elaborados con telares a mano. Para compras más generales podéis ir hasta la zona moderna, con pequeños centros comerciales y otras tiendas.

GASTRONOMÍA

Hau pequeños bares, restaurantes y tabernas en el centro para disfrutar de la gastronomía de Trujillo. Hay platos muy solicitados, como la sopa de tomate con higos, el guiso de criadillas de tierra, el frite de cordero, la moraga o carne de cerdo a la brasa, la prueba del cerdo, las migas con chocolate, quesos, las landrillas de ternera, los espárragos trigueros o la sopa de obispo con gallina. Para acompañar nada mejor que los buenos vinos extremeños, y de postre los dulces conventuales, como perrunillas, bizcochos y tocinillos de cielo. En Trujillo hay muchas confiterías y pastelerías para comprar estos productos de repostería.

VIDA NOCTURNA

Los bares y restaurantes de la Plaza Mayor son el mejor lugar para ir a cenar y tomar unos vinos o unas cervezas con los amigos. Son la primera parada de la noche en la ciudad. La mayoría de sus pubs y locales de ocio se encuentran precisamente en el centro histórico y las calles aledañas a esta Plaza Mayor y la Plaza de Santa María. Los jóvenes también toman el coche para ir a las discotecas de los pueblos de los alrededores.

TRANSPORTES

Trujillo es una ciudad pequeña y compacta, por lo que no resulta necesario tomar ningún tipo de transporte público. Se puede ir fácilmente a cualquier lugar a pie. Para moverse por los alrededores os recomendaría alquilar un coche, sobre todo si queréis hacer excursiones, aunque si solo os vais a quedar en Trujillo no es necesario en absoluto. Hay taxis, por si acaso, pero no son tampoco muy necesarios. Si os movéis con facilidad en Trujillo todo está a mano.

CÓMO LLEGAR A TRUJILLO

A Trujillo se llega especialmente por carretera, tanto en coche como en autobús. Tiene muy buenas comunicaciones tanto con Madrid como con Cáceres y el sur con Sevilla. En autobús también hay muchos servicios que hacen el trayecto diario con Cáceres. La estación de tren más cercana es la de Cáceres, y desde allí alquilar un coche o tomar un autobús. Los aeropuertos más cercanos son los de Madrid y Sevilla, pero a más de dos horas de camino.

ALOJAMIENTOS

Al tratarse de una de las ciudades más turísticas de Extremadura, cuenta con varias ofertas de alojamientos. Hoteles, hostales y pensiones son los establecimientos en los que podéis encontrar acomodo.

Si queréis reservar habitación lo podéis hacer a través del siguiente enlace: Hoteles en Trujillo.

Foto de Rafaelji

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Caceres, Viajar por España



Deja tu comentario