Buceo en la Gran Barrera de Coral

Imagen Satélite de la Gran Barrera de Coral

La Gran Barrera de Coral es una suerte de paraíso terrenal –o, más bien, marítimo– para los aficionados al buceo. Nada menos que 2500 kilómetros de islas e islotes australianos componen un arrecife constituido por esqueletos calcáreos de infinidad de cuerpos de coral.

Bucear en las aguas claras, tibias y poco profundas que rodean a la Gran Barrera es una experiencia que ningún amante del submarinismo puede perderse. Colores brillantes, formas que parecen esculpidas por la naturaleza y un récord: la mayor extensión formada por cuerpos vivientes; tales son las características que identifican a esta maravilla sumergida en el Mar del Coral.

No todas las islas son accesibles para los visitantes. La mayoría de ellas son totalmente solitarias, aunque algunas permiten el desembarco y es posible disfrutar de sus playas vírgenes. Hamilton y Whitehaven son dos buenos ejemplos de esto, y desde allí se realizan excursiones diarias en catamarán hasta los arrecifes.

A pesar de todo, el buceo en la La Gran Barrera de Coral se inicia desde un barco o desde una plataforma flotante, ya que su joven edad no ha dado lugar aún al surgimiento de ninguna isla en el corazón mismo de su estructura.

Si viajáis a Australia, no olvidéis incluir excursiones y visitas a esta maravilla de la Naturaleza. Será sin duda, el punto inolvidable de un viaje excelente. Más de 1500 de especies de peces y crustáceos serán los anfitriones que os reciban, como buenos aventureros, en las aguas australianas del Mar de Coral.

PARA SABER MÁS…

Foto Vía: Blogari

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Australia, Viajar por Oceanía



También te interesará...

Comentarios (2)

  1. sergio dice:

    eso no es la gran barrera es un acuario

  2. Carmen Márquez dice:

    ¡Arreglado!

    ¡Saludos!

Deja tu comentario