Qué ver y hacer en Sóller

Soller

La oferta turística y de ocio, entre otras, que ofrece Sóller hace que sea uno de los principales destinos turísticos hoy en día en Mallorca. Situada en la costa noroeste, 25 kilómetros al norte de Palma, esta ciudad de algo más de 14.000 habitantes alberga playas, actividades al aire libre y un patrimonio monumental de gran interés para cualquier turista que se precie. Asimismo está considerada el centro comercial y cultural de la Sierra de Tramuntana.

Porque Sóller no no solo vive de su puerto y del mar, que le dan vida en cualquier época del año, sino que también cuenta a su alrededor con numerosas rutas de senderismo y una historia plagada de cultura, historia y leyendas de corsarios y piratas. Además, nada mejor, como veremos más adelante, que darnos un paseo en el famoso tren de Sóller desde Palma para disfrutar con el mejor paisaje de la isla.

QUÉ VISITAR

Iglesia de San Bartolomé

Construida en el siglo XVI sobre los restos de un antiguo templo, es la principal iglesia de la ciudad y uno de sus monumentos más significativos. La encontramos en la Plaza de la Constitución, y de su época original se conserva el campanario neogótico, ya que a lo largo de los siglos ha sido modificada y restaurada en varias ocasiones. De todo el conjunto barroco hay que separar la hermosa fachada modernista, una de las más bonitas y originales de la isla de Mallorca.

Puerto de Sóller

Situado a tres kilómetros del propio Sóller, es uno de los principales reclamos turísticos de la ciudad y la isla. Hasta aquí podemos acceder o bien en coche atravesando el Túnel de sa Mola o a través del tranvía. En el puerto podemos sentarnos a tomar algo o comer en las terrazas, dar un paseo contemplando el mar y la naturaleza o visitar la Torre Picada, una torre de vigilancia construida en el siglo XV como atalaya defensiva. Desde su ubicación se observa una magnífica panorámica de la bahía.

Museo de la Mar

Este museo se encuentra en el Puerto de Sóller, concretamente en el antiguo Oratorio de Santa Catalina de Alejandría. Además de las preciosas vistas que se tienen del puerto, hay que visitar el interior en cuya colección veremos viejas piezas navales, objetos relacionados con el mundo de la pesca, maquetas de embarcaciones, fotos históricas, etc… Además hay proyecciones audiovisuales con historias sobre el mar y la navegación.

Can Prunera

Si os gusta el arte modernista, este museo tiene lo que necesitáis en Sóller. Se encuentra en la calle de Sa Lluna, en un edificio de principios del siglo XX. Como sala de exposiciones fue inaugurada el 24 de agosto del 2009 y su colección abarca el arte contemporáneo de los siglos XIX y XX tanto de artistas nacionales como internacionales. En ella destaca especialmente algunas obras de Joan Miró, aunque toda la colección es privada.

Playas en Sóller

En Sóller hay dos playas principalmente. En primer lugar la Playa Den Repic, situada en la ensenada del puerto. Tiene una longitud de 300 metros y, aunque está un poco alejada del centro, es bastante tranquila (aunque en verano se llena de gente). La segunda playa es la Playa Puerto de Sóller, de algo más de 600 metros de longitud. También se suele llenar bastante, por lo que lo más recomendable es ir temprano. Hay una tercera playa, la Des Través, que recorre el centro del puerto hasta el muelle, justo donde está la estación del tranvía.

Museo Balear de Ciencias Naturales

Inaugurado en 1992 en el Camp d’en Prohom, una casa de principios del siglo XX, a su alrededor encontramos el Jardín Botánico de Sóller. En él podemos ver una serie de plantas silvestres y endémicas de las Baleares y del Mediterráneo. Dentro del museo podemos visitar el herbario, una biblioteca especializada y un banco de semillas. Para los amantes de la botánica y las ciencias naturales es un lugar más que interesante.

Faro de Cabo Gros

Este faro está situado en la entrada oeste del puerto de Sóller sobre un pequeño promontorio. Fue inaugurado el 20 de febrero de 1859, aunque no se le instaló electricidad hasta 1944. Sin embargo, ocho años después sufrió una fuerte descarga que lo dejó sin luz eléctrica de nuevo, hasta 1963. Actualmente sigue en funcionamiento y emite tres destellos de luz blanca durante quince segundos. Desde su posición se observa una preciosa panorámica de la bahía.

Puerto de Soller

QUÉ HACER

Desde 1912 funcionan ininterrumpidamente el famoso tren de Sóller y el tranvía, que hacen el recorrido a diario entre Palma de Mallorca y esta ciudad, y el tranvía entre Sóller y el puerto. Son casi 30 kilómetros los del tren a través de la Sierra de Alfabia y Tramuntana, a casi 500 metros de altura. La posibilidad de descubrir algunos de los parajes más insólitos y hermosos de la isla es uno de los grandes alicientes de este recorrido.

El tranvía de Sóller fue inaugurado en 1913 y circula desde entonces por las calles del centro de la ciudad hasta el puerto marítimo. El recorrido nos descubrirá una inmejorable panorámica tanto del puerto como de la bahía y el Mediterráneo. El tranvía surgió de la imposibilidad de llevar el tren hasta el puerto. Tanto el tren como el tranvía son dos medios de locomoción turísticos que debéis tomar y disfrutar del recorrido.

Además de estas dos pequeñas excursiones, los alrededores de Sóller cuentan con muchos otros lugares de interés. Podéis acercaros a Biniaraix y su barranco, además del Puig des Cornador, a más de mil metros de altitud. El puerto de Sóller es un buen lugar para pasear, tomar algo y cenar relajadamente. Desde aquí salen barcos para hacer excursiones hasta Cala de Tuent, Sa Calobra, Torrente de Pareis, Cala Sant Viçent y Formentor. Los amantes de la naturaleza no pueden olvidar el Puig Major, la cima más alta de la isla con 1.440 metros.

FIESTAS

Hay algunas fiestas y tradiciones de gran interés en la ciudad. Tenemos que empezar por la de Moros y Cristianos, que conmemora el ataque que en 1516 sufrió Sóller por parte de los piratas turcos. En dicha contienda el capitán Angelats logró junto con las valientes dones repeler a los otomanos. Se lleva a cabo cada lunes después del segundo domingo de mayo, y en ella los lugareños se disfrazan de moros y cristianos y recrean la contienda bélica.

Otra de las fiestas tradicionales de Sóller es la que se dedica a Sant Bartomeu, patrón de la ciudad. Tiene lugar durante el mes de agosto, a finales del mismo, y destaca por el correfoc, un espectáculo en el que se simula que el Infierno toma la Tierra. Una serie de demonios toman la Plaza de la Constitución en el centro histórico, hasta que todo acaba con el correaigua, en el que los bomberos locales refrescan con mangueras a los asistentes.

Durante una semana del mes de julio se celebra la Sa Mostra, un festival folclórico con grupos llegados tanto de España como de cualquier rincón del mundo.

DIVERSIÓN

El puerto deportivo de Sóller cuenta con una inusitada animación nocturna. Desde el atardecer (ojo a las puestas de sol desde aquí, realmente deslumbrantes) los bares, pubs, restaurantes y terrazas se llenan de gente para cenar, tapear y tomar una copa. Sin embargo muchos turistas prefieren irse a Palma y sus discotecas para pasárselo bien, lo que también quiere decir que se puede salir relajadamente por aquí.

ALOJAMIENTO

Sóller cuenta con algunos hoteles, hostales, pensiones, casas y apartamentos de alquiler para alojarnos y disfrutar de esta zona de la costa mallorquina. Si queréis reservar habitación podéis hacerlo a través del siguiente enlace: Hoteles en Sóller.

MÁS INFORMACIÓN

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Mallorca, Pueblos con encanto, Viajar por España



Deja tu comentario