Islas Cook, paraíso en el océano Pacífico

Islas Cook

Océano Pacífico, un espectáculo natural lleno de belleza y calma. En concreto, las hermosas islas Cook, un conjunto de unas 15 islas repartidas en unos 2 millones de kilómetros cuadrados . Éstas se emplazan en el triángulo polinesio, y están flanqueadas al oeste por Tonga y Samoa, y al este por Tahití y otras islas.

Evidentemente, el fuerte del turismo son sus paisajes. Pocos lugares en el mundo son tan bellos, y aunque siempre es algo que se suele decir, las imágenes hablan por sí solas. Aun así, también cuenta con su atractivo particular, la población de las islas. Amables, gentiles, dispuestos a compartir. Aunque la mayoría se ha adaptado perfectamente a la vida moderna, lo cierto es que siguen guardando costumbres antiguas que nos amenizarán la estancia. Un intercambio cultural en toda regla.

Hablemos pues de cuáles son las islas más importantes de las Cook. Aunque evidentemente todas cuentan con algo especial, Rarotonga es la isla más grande y más visitada, además de la más elevada de todas ellas.

Su relieve irregular crea un paisaje realmente atractivo, cubierto por una vegetación tropical que nos hará evadirnos completamente de nuestra vida cotidiana. Precisamente en el valle de Takuvaine, podremos disfrutar de uno de los paisajes más bonitos de toda la isla, la misteriosa y exuberante jungla.

La costa de Rarotonga está rodeada por una especie de laguna azul brillante, una circunferencia que la envuelve toda ella abrazando la arena blanca nacarada. Un espectáculo de colores para nuestros sentidos.

Cook islands

Aitutaki es la segunda isla más poblada de las Cook. Su relieve se caracteriza por bajas colinas, muchas plataneras y el mismo número o más de cocoteros. Una isla tropical en toda regla.
Las playas son impresionantes. Arena blanca, aguas cristalinas y numerosos arrecifes para poder explorar en nuestros días de vacaciones.

Aitutaki es, en realidad, la isla principal de una serie de pequeños islotes. El resto la rodean y todos ellos están rodeados a su vez por un arrecife de barrera que crea una laguna turquesa en la costa, ideal para refrescarnos.

Aunque estas dos islas son espectaculares, existen muchas más dignas de mención, como por ejemplo Sla de Mangaia, la segunda más grande; isla de Mauke, con unas preciosas cuevas con piscinas naturales incluidas; la isla de Mitiaro, también llena de cuevas para explorar; Isla de Atiu; o la isla de Suwarros, con el Parque Nacional de Suwarrow.

Si estamos pensando en hacer un viaje a una isla paradisíaca, quizá no sea mala opción poner estas islas Cook en nuestra lista de posibles destinos.

Foto 1 vía:  travelweekly

Foto 2 vía: eutrophication&hypoxia

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Nueva Zelanda, Playas



Deja tu comentario