Algunas playas de cine

Muchos somos los que a la hora de viajar somos tentados por la costa, y sobre todo por las playas. La inmensidad del océano produce en nosotros un efecto de atracción irresistible, ya sea por su belleza, la diversión que ofrece o simplemente el ansia de contemplar una vez más esa inconmensurable cantidad de agua.

El cine a lo largo de los años nos ha mostrado cada rincón del planeta, cada lugar atrayente y curioso, muchos de ellos playas que gracias a esos clásicos llevaremos siempre en la memoria y soñamos con algún día pisar su blanca arena como hicieron esos héroes de la gran pantalla. Muchas de esas playas cinematográficas son ahora destinos turísticos muy concurridos, no existe publicidad mejor.

Entre las más paradisíacas podemos encontrar por ejemplo aquella en donde Ursula Andress salía del agua con su bikini blanco para reunirse con James Bond en “007 contra el Dr No“. Se trata de Laughing Water, una playa jamaicana que utiliza esa mítica secuencia como reclamo turístico. Otro paraje de fina arena, palmeras y azules aguas lo encontramos en la República Dominicana, su nombre es Playa Palmilla, y se ha convertido en destino masivo de parejas en luna de miel gracias a “El lago azul“.

Pero no todas las maravillas están en el Caribe, en Irlanda podemos encontrar las playas de Curracloe Beach e Inch Strand, lugares de rodaje de “Salvar al soldado Ryan” y “La hija de Ryan” respectivamente. Cerca, en Escocia encontramos también las arenas sobre las que corrió el equipo que dio la victoria al Reino Unido en los Juegos Olímpicos de Paris de 1924, Saint Andrews Strand, inmortalizada en “Carros de Fuego“.

Por último, una cercana, en la costa española de Castellón encontramos la playa de Peñíscola, paraje en el que otrora Charlton Heston cabalgó a lomos de Babieca en “El Cid“.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Lugares de cine



También te interesará...

Deja tu comentario