Madrid, el Barrio de la Latina

Plaza de la Paja

El barrio de la Latina en Madrid es una zona muy atractiva en la parte antigua de la ciudad. Resulta muy interesante visitarla, ya que, dentro de ella y en sus alrededores, se cuece la verdadera historia de Madrid. Es difícil de ponerle límites precisos al barrio porque, al igual que sus vecinos inmediatos, las calles son estrechas. Aún así podemos encontrar sus extremos en las calles Bailén y Toledo, la Plaza Mayor y la Puerta de Toledo.

Aparte de ser uno de los lugares más atractivos de la ciudad, es el hogar de muchos bares de tapas, restaurantes y donde se concentra buena parte de la vida nocturna madrileña, sobre todo en la Plaza de San Andrés, la Cebada y la Paja.

Desde la Iglesia de San Francisco el Grande podemos ir hasta la Carrera de San Francisco. La Plaza San Andrés está dominada por la cúpula de la capilla de San Isidro, que alberga el Museo del mismo nombre. En él se muestra buena parte de la historia de Madrid, desde sus inicios como fortaleza musulmana a su nacimiento como metropólis. El Museo de San Isidro da cuenta además del pasado arqueológico de la ciudad. También contiene una exposición de arte y las tradiciones relacionadas con el patrón de Madrid, San Isidro.

La calle Cava Baja, cerca de aquí, tiene excelentes restaurantes, entre los cuales está el renombrado Lucio. En la plaza de la Cebada estaba originalmente el mercado local, que fue demolido en 1956 y reconstruido como podemos verlo hoy en día. Desde allí buscad la calle Almendro y la famosa taberna con el mismo nombre. No muy lejos está la Plaza de Cascorro, en el corazón de la popular calle donde se celebra cada domingo el mercado, el Rastro.

Jardî del Prîcipe de Anglona

Llegamos a la Plaza de la Paja. Podemos recordar que, si bien la Plaza Mayor fue en su momento una plaza polvorienta a las afueras de la ciudad, era el momento en el que la Plaza de la Paja se consideraba el centro de Madrid. Su nombre deriva del hecho de que sirvió como centro de subastas de las tierras que cuidaban los cuidadores de un convento cercano.

En general es una plaza muy tranquila, con sus cafés y terrazas. El jardín del Príncipe de Anglona se encuentra al lado del palacio del mismo nombre. Es un remanso de tranquilidad para observar los tejemanejes de la plaza. Desde ella se puede ver el estilo mudéjar de la torre de la Iglesia de San Pedro el Viejo, construida en el siglo XIV.

Además de las obras artísticas que alberga, hay una leyenda en torno a la iglesia. Se dice que la primera campana que sonó en su torre se colgó sin ayuda de nadie. La historia dice que que cuando fue izada, quedó como atascada entre las paredes de la torre. Los trabajadores, al ver el hecho, tomaron un descanso, y decidieron volver al día siguiente. Cuando regresaron, la campana, según cuentan, ya colgaba del lugar en el que hoy se encuentra.

La encantadora plaza del Alamillo no está lejos de aquí. Fue la sede de la corte árabe, cuando la ciudad fue fundada por los musulmanes en el siglo IX. Hay un restaurante mexicano en una de sus esquinas, con una terraza de privilegio durante los días que hace buen tiempo.

Acercaros pues al barrio de la Latina de Madrid. El centro de la ciudad os envolverá en la historia de esta ciudad. Creo que nos podréis resistir.

Información práctica de Madrid

A continuación os dejamos algunos enlaces y direcciones con información que os podrá ser útil de cara a vuestra escapada a Madrid:

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Madrid, Viajar por España



Deja tu comentario