Lisboa, la mejor vida nocturna de Europa

Lisboa de noche

Un atardecer en Lisboa no quiere decir que sea el final del día, especialmente los fines de semana o una típica noche de verano. Para muchos, el día acaba de empezar y muchos bares ni siquiera han abierto aún sus puertas. Una noche típica puede comenzar en los cafés del Chiado, que actúa como punto de encuentro antes de dirigirnos a un restaurante para una relajada cena en el Barrio Alto.

Es el epicentro de la ciudad, lugar donde suelen estar la mayoría de los bares y en donde tiene lugar la mayor parte de la noche. Desde el clásico Bedroom al más extravagante Pavilhao Chinés o el Clube da Esquina. La mayoría de ellos cierra entre las 02.00 y las 04.00 de la madrugada. En ese momento bajaremos el curso del río hasta los muelles de Alcántara y el Barrio de Santos, donde se encuentran varios bares de moda y clubs nocturnos.

El atractivo de los muelles es un lugar agradable para quedarse y ver la salida del sol junto a los sonidos que emanan de Op Art, un bar que permanece abierto hasta bien entrada la madrugada los fines de semana. Lo mejor de todo es poner fin a la noche, o comenzar el día, claro, en la pista de baile o sorbiendo un cóctel en la terraza más elegante de la ciudad, el Lux, en parte propiedad del actor de Hollywood, John Malkovich, y aclamado en Europa como el mejor club de diseño.

Lisboa está ganando una reputación importante en Europa en el mundo de los DJ. Los jóvenes portugueses se unen a la fiesta con muchos españoles, italianos y británicos que visitan la ciudad, simplemente por su vida nocturna. Atiende a todo el mundo, ofreciendo todo tipo de música, desde electro a bares de estilo de 1920, jazz e incluso bares de tendencia gay.

Club Lux

Si los clubs nocturnos no son vuestro fuerte, la música clásica está bien representada en diversos lugares, como la Caloust Gulbenkian Foundation y el Culturgest. La ciudad cuenta con hermosos y antiguos teatros, sobre todo el Teatro Nacional Doña María II, que actualmente ofrece obras contemporáneas, clásicas y de teatro. Para un buen concierto de ópera, debéis dirigiros al Teatro San Carlos.

El sabor local de los locales lisboetas es pasar una noche entre velas en la Casa Fado, que van desde elegantes restaurantes a tabernas en las que se interpreta fado en directo. Muchos de ellos han perdido su autenticidad y están dirigidos a los turistas, sobre todo los que se encuentran en el Barrio Alto. Pero todavía hay algunos establecimientos de verdadero fado en Alfama y Lapa. El mejor de todos ellos es el hogar del Senhor Vinho. El fado sigue siendo una parte viva de la ciudad y es un deber visitar algún local de este tipo.

Los principales lugares de concierto son el Pabellón Atlántico y el Coliseu dos Recreios, que a menudo acogen a las primeras bandas de música del mundo. Para otros eventos culturales hay que acercarse a la programación del Centro Cultural de Belem.

Merece la pena que si hacéis un recorrido por Portugal, busquéis alojamiento en Lisboa, para que así tengáis tiempo de disfrutar de estos locales, sabiendo que tenéis vuestro lugar de descanso cerca. y sin duda, además, habréis vivido un poco más de cerca una de las artes más tradicionales portuguesas.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Portugal, Viajar por Europa



También te interesará...

Deja tu comentario