La linea 2 del tranvia de Budapest

tranviabudapest

Pocas veces una ruta turística es tan barata y tan sencilla de conseguir como en la hermosa Budapest. La capital de Hungría esconde en sus entrañas muchas sorpresas que todo espectador puede disfrutar sin cansarse demasiado gracias a su eficaz transporte público. La línea número 2 del tranvía es la más popular entre los visitantes.

Nada más pisar el suelo de la ciudad, llama la atención la cantidad de raíles que en sus calles dibujan un garabato con un principio y un final. Enmarañados con otros muchos principios y finales, se convierten en una tela de araña tejida por humanos, padres de enormes gusanos metálicos que transportan a sus gentes incesablemente y les muestran la belleza de su entorno a través de los cristales.

Dividida en dos por el Danubio, Budapest concentra la mayoría de sus puntos de interés a las orillas de este río. Y es en el lado de Pest donde el amarillo del tranvía número dos se refleja en el Danubio azul durante un recorrido panorámico casi en línea recta perpendicular a las aguas.

Comenzando donde acaba Margit hid (puente Margarita), la línea dos del tranvía te transporta por la arteria principal del corazón húngaro, pasando primeramente por el Parlamento, deleitándonos con vistas del Bastión de los Pescadores, el Palacio de Buda, el Puente de las Cadenas, el duende de Budapest, el monte Gellert, la Citadella, los hoteles Four Seasons y Gellert (ambos palacios reconvertidos), la universidad, el mercado central…

Una completísima excursión que te desliza por el sistema circulatorio principal de Budapest al precio de 250 forintos, aproximadamente un euro. Es especialmente recomendable tomarlo al atardecer en un día soleado, pues asistiréis al espectáculo, digno de ver, de una puesta de sol tras el Palacio de Buda mientras comienzan a encenderse las luces de la ciudad.

Los billetes hay que comprarlos en tiendas – habitualmente los típicos quioscos de revistas – o en las estaciones de metro, donde pueden también adquirirse bonos especiales para uno, tres o más días, perfectos para no dejarnos ni un rincón por ver. Los tranvías pasan con mucha frecuencia, especialmente las líneas del centro, y funcionan aproximadamente de cuatro de la mañana a doce de la noche todos los días de la semana.

Podéis encontrar información turística de Budapest en la siguiente página:
http://www.budapestinfo.hu/es/

cielobudapest

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Hungria, Viajar por Europa



También te interesará...

Deja tu comentario